Dos policías, arrastrados por un conductor que se dio a la fuga

Los hechos sucedieron en el Paseo de los Robles del barrio Garrido

Los hechos sucedieron en el Paseo de los Robles del barrio Garrido y el conductor no quiso someterse a la prueba de alcoholemia.

Agentes de la Policía Nacional han detenido sobre las 04:00 horas de hoy, en el Paseo de los Robles, a un varón de 61 años, como presunto autor de un delito de atentado a agentes de la autoridad y otro contra la seguridad vial.

 

Los funcionarios policiales, que patrullaban en un vehículo camuflado, observaron en la calle Calzada de Medina un vehículo con las luces encendidas saliendo de una de las naves de la zona. Tras cruzarse con el vehículo policial se puso a un lado del camino, apagando las luces y el motor, por lo que los agentes se dirigieron con los distintivos luminosos hacia él para proceder a su identificación.

 

Al solicitarle la documentación, el conductor se negó de forma reiterada a facilitarla, observando que presentaba claros síntomas de embriaguez. El individuo no solo desobedeció el requerimiento sino que arrancó el coche y de forma sorpresiva arrancó a gran velocidad, arrastrando unos metros a los funcionarios, que estaban agarrados a la puerta del vehículo.

 

Tras perseguirle por distintas calles de la ciudad, sin respetar el vehículo perseguido ninguna señal de tráfico y con evidente riesgo, pudo ser interceptado y detenido por otras dotaciones policiales en el Paseo de los Robles, donde efectivos de la Policía Local inmovilizaron el vehículo, aunque el conductor se negó en todo momento a realizar la prueba de alcoholemia.

 

Los funcionarios policiales intervinientes resultaron con lesiones de las que han recibido asistencia facultativa. El detenido será puesto a disposición judicial.