Dos nuevos emprendedores cuelgan casi el cartel de 'lleno' en el Vivero de Empresas de Salamanca

Las dos últimas empresas que se han incorporado son Aket Consulting y By Niss.

 

CRECIMIENTO RESPECTO A 2014

 

Pese a la falta de apoyos de las Administraciones Públicas, especialmente por parte del Ayuntamiento y de la Diputación de Salamanca, el Vivero de Empresas Génesis, situado en el Polígono Industrial El Montalvo II, ha conseguido mejorar sus cifras de ocupación en más de un 10% respecto al año 2014. El pasado año, este centro había mantenido un índice cercano al 80%.

El Vivero de Empresas Génesis de Salamanca, el espacio de acogida de emprendedores de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Salamanca cuenta desde principios del mes de octubre con dos nuevos emprendedores, lo que ha establecido que su nivel de ocupación de despachos alcance más de un 90%, porcentaje que fija su plena capacidad.

 

Con la incorporación de las empresas Aket Consulting y By Niss, el perfil profesional de los emprendedores del Vivero de Empresas Génesis mantiene el siguiente esquema: empresas de servicios profesionales, constituidas por una persona individual y con una mayoría de empresas masculinas, dos de cada tres empresas están dirigidas por hombres.

 

Estas estadísticas no se cumplen en su totalidad con By Niss, la empresa de Nesrine Rajel, una emprendedora que busca exportar productos gourmet de Salamanca a países árabes o con Aket Consulting, una empresa de telecomunicaciones creada por tres socios en León que ha decidido expandirse a Salamanca al abrigo de la distribución oficial de los servicios de una importante multinacional extranjera de las telecomunicaciones. Sin embargo, ambas empresas comparten un objetivo común: crecer en dos sectores donde la competencia es muy grande.

 

“NUESTROS RESULTADOS NOS HAN PERMITIDO EXPANDIRNOS A SALAMANCA"

 

Eduardo Rodríguez, comercial con años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones, es el responsable en la ciudad salmantina de Aket Consulting, distribuidor oficial de una multinacional británica. “Ofrecemos todos los planes de comunicaciones que te puedas imaginar: telefonía fija, móvil, ADSL…”, explica.

 

Creada en León por tres socios en abril de 2014, las buenas cifras de negocio de Aket Consulting en el terreno de las telecomunicaciones, le han posibilitado ampliar su negocio en Castilla y León, más concretamente a Salamanca. “Estamos muy contentos con los resultados que estamos obteniendo hasta el momento y que nos han permitido expandirnos a Salamanca. Aunque al principio fue un trámite complicado crear nuestra empresa, hemos ido avanzando hasta que en octubre de 2014 hemos conseguido ser distribuidor oficial y llevamos más de un año trabajando en el proyecto”, detalla.

 

La decisión de trasladarse al Vivero de Empresas Génesis, viene por una experiencia previa en su ciudad de origen. “En León estamos también en un vivero y la experiencia está siendo muy positiva. Por eso, cuando decidimos ampliar nuestro negocio a Salamanca, quisimos también formar parte de un proyecto similar y el que más se aproximaba a nuestro perfil era el Vivero de Empresas Génesis, especialmente por el networking, el buen ambiente y el estar próximo a las empresas en un polígono industrial”.

 

“CON ESTA OFICINA DOY MEJOR IMAGEN A MI EMPRESA”

 

Nesrine Rajel, dentro del despacho de su empresa By Niss

 

Después de haber iniciado su proyecto en Tierra Coworking, el centro de trabajo compartido de la Plaza de los Sexmeros, Nesrine Rajel sigue dando pasos con su empresa para poder exportar productos artesanos de Salamanca a países árabes. Para ello cuenta con su nuevo despacho en el Vivero de Empresas Génesis. “Pese a que todavía estoy en la etapa de arranque de mi negocio, tratando las muestras de productos, he avanzado mucho y ya cuento con mi propia oficina. Son 17 metros cuadrados que le dotan de una imagen y una presencia a mis futuros clientes y proveedores”, comenta.

 

Especialmente, se ha centrado en productos como los embutidos, la miel, el aceite… que por el momento se almacenan en Salamanca, pero no descarta que en un futuro tenga que ampliar su necesidad de espacios. “Ojalá pueda necesitar pronto una nave industrial para almacenar mis productos. Por el momento, mis volúmenes de compra son pequeños y los productores están haciendo este trabajo por mí”.

 

Rajel es una convencida de la filosofía de trabajo de un vivero de empresas, por lo que la decisión de cambiar su sede desde Tierra Coworking a un vivero fue un paso lógico. “En mi opinión, el vivero de empresas es un catalizador para cualquier emprendedor que quiera empezar su negocio por todas las facilidades, ayudas, el ambiente de trabajo y las sinergias con el resto de empresas. La decisión de cambiar Tierra Coworking por el Vivero de Empresas Génesis fue fácil”, argumenta.