Dos motoniveladoras nuevas se ocuparán del arreglo de los abandonados caminos de tierra

La Diputación prepara una partida para adquirir dos máquinas que sirvan para arreglar caminos de tierra, que quedaron al margen del millonario plan provincial de caminos.

Los caminos de tierra son ahora mismo los grandes olvidados en los planes de la Diputación de Salamanca, que va a tomar una nueva medida para paliar esta situación. Mientras se anuncia a bombo y platillo el plan de arreglo de caminos rurales, previsto sólo para los que están asfaltados, centenares de kilómetros de caminos sin pavimentar fundamentales para las labores agrícolas están cada vez en peor estado.

 

Por eso, la Diputación tiene prevista la compra de dos nuevas motoniveladoras que se ocuparán de los arreglos directamente desde el área de fomento o cedidas a los ayuntamientos que las soliciten como ha ocurrido con otros programas. La modificación de crédito necesaria para dotar la partida económica y ejecutar la compra será uno de los asuntos del próximo pleno de la Diputación, que se celebra este viernes. Además, para el próximo año la Diputación tiene previsto gastar 450.000 euros en la contratación de seis motoniveladoras con conductor para atender estas tareas.

 

El novedoso plan de caminos de la Diputación de Salamanca, idea del PSOE, nació escaso de presupuesto. Así ha quedado de manifiesto en el pleno de la institución provincial que hace unos días ha aprobado un millón de euros más de lo previsto, hasta los 2,3 millones, una medida que anticipó el equipo de Gobierno antes de somterla a decisión en el órgano plenario. Eso sí, parte de las inversiones quedarán para 2018.