Dos incendios calcinan una vivienda deshabitada y una peña de jóvenes

Calle Antona Pérez y Castellanos de Moriscos. Los fuegos se originaron durante la madrugada sin que se hayan registrado daños personales
E.G.

Los Bomberos, tanto de Salamanca como de la Diputación, tuvieron que sofocar sendos incendios registrados en dos inmuebles, ubicados en Tejares y en el municipio de Castellanos de Moriscos.

El primero de los incendios se registró en torno a las 4.37 horas, en una vivienda unifamiliar de planta baja, ubicada en la calle Antona Pérez, en el barrio de Tejares.

Las llamas se propagaron de inmediato por todo el inmueble, de manera que cuando las dos dotaciones de los Bomberos de Salamanca llegaron al lugar, ya se había calcinado la cubierta de la vivienda y su interior, afectando a todos los muebles que había en el domicilio. Los efectivos permanecieron en el lugar hasta las 6.00 horas, momento en que el fuego quedó completamente extinguido. Pese a los importantes daños materiales, no hubo que lamentar ningún daño personal ya que la vivienda se encontraba deshabitada. Las causas del incendio se desconocen. También en la tarde de ayer, como informó este periódico, los efectivos tuvieron que sofocar las llamas originadas, por causas desconocidas, en un edificio ubicado en las traseras del antiguo inmueble de la Policía Local. Este almacén abandonado quedó calcinado.

Por último, en torno a las 7.00 horas, un incendio destruyó un local que poco antes había estado ocupado por jóvenes que celebraban las fiestas de Castellanos de Moriscos.

Aunque no hubo que lamentar daños personales, pues el local se encontraba vacío en el momento del incendio, las llamas generaron alarma en el municipio ante la posibilidad de que alguien pudiera estar atrapado dentro. La peña estaba ubicada en el centro del municipio y horas antes estuvo ocupada por un grupo de jóvenes. Hasta el lugar se trasladó una dotación de los Bomberos de la Diputación que tardaron más de media hora en sofocar las llamas.