Dos fiestas en dos pisos de Salamanca superan en 23 decibelios el nivel de ruido permitido

Varillas consuelo detail detail

Las denuncias tuvieron lugar los días 22 de mayo y 12 de junio en dos viviendas ubicadas en las calles Perdones y Varillas.

Superar en 23 decibelios el nivel de ruido permitido por la Ordenanza correspondiente se ha saldado con una multa de 300 euros para cada uno de los infractores, cuando la sanción máxima puede dispararse hasta los 3.000 euros.

 

Al menos eso es lo que señalan las denuncias correspondientes, que revelan que el exceso de ruidos se debe a dos fiestas organizadas en cada uno de los domicilios.

 

La primera de las sanciones se refiere al pasado 22 de mayo (01.10 horas), cuando la Policía Local acudió a un domicilio del número 6 de la calle Perdones de la capital, ante el aviso de los vecinos. Allí, el ruido de música y voces superaba en 23 decibelios el nivel permitido. A. J. S. fue sancionado con 300 euros.

 

La segunda de las sanciones, por el mismo motivo, tuvo lugar a las 02.00 horas del 12 de junio, en el número 16 de la calle Varillas, siendo una infracción muy grave, castigando a M. C. con 300 euros de sanción.

 

Otra denuncia tuvo lugar el 28 de junio a las 01.20 horas en una vivienda del número 23 de la calle Toro por superar en 8,8 decibelios el nivel permitido, y con una sanción de 300 euros. El motivo de la misma fue por "molestias originadas por el ruido de música, taconeo y movimiento de muebles".

Comentarios

empresario arruinado 26/08/2016 14:01 #5
...y las deudas de las diferentes administraciones a empresarios, profesionales y proveedores (gracias a la eficacia de los funcionarios y la voluntad de los políticos),...varios cientos de miles de millones de euros. Y no les denuncian por ruido, porque lo hacen calladitos ellos.
Fiesta 25/08/2016 14:36 #4
Fiestas y ruidos han habido siempre y seguirán habiéndolos. Los vecinos paciencia y los estudiantes con respeto y moderación pero sin dejar de pasarlo bien.
Er indio 24/08/2016 18:11 #3
Bobadas la noche es joven y ai que disfrutarla un poco música y bebida, que la vida son dos días y al que no le guste que nos lo diga pero que no nos denuncie porque las cosas se pueden solucionar hablando además de vez cuando un fiesta no viene nada mal. Pero para gustos colores.
Ruido, no gracias. 23/08/2016 22:21 #2
Cobrar se cobran o, al menos, eso dicen. Tener que aguantar ruido a esas horas y que solo le lleven a los que lo emiten 300 euros es de risa. Ya hay estudios que dicen que no dormir bien hace que aumente la probabilidad de tener cáncer o que al menos este se desarrolle más rápido. ¡Cómo para que no cobren los del Ayuntamiento! Además lo que paguen los ruidosos van a las arcas municipales que están necesitadas. Y espero que la policía local no les dijese que cada uno tienen su horario y que hay que aguantarse, porque ya sería para troncharse.
Prejubilata 23/08/2016 17:06 #1
Una pregunta. El importe de la sanción es administrativo o se cobra?. Amen.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: