Dos españolas, entre los fallecidos en la avalancha de la Love Parade

Alemania. Las víctimas mortales son dos jóvenes estudiantes de Erasmus, de 22 años y naturales de Tarragona. Más heridos. El consulado asistió a 15 españoles para facilitarles el regreso al país
AGENCIAS

Dos jóvenes españolas se encuentran entre los fallecidos en la avalancha humana que el pasado sábado se cobró la vida de 19 personas en el festival Love Parade de Duisburgo. Se trata de “dos chicas jóvenes, estudiantes”. Las familias de las fallecidas fueron avisadas de lo ocurrido y viajaron ayer a Alemania. El festival, uno de los eventos de música electrónica más grandes de Europa, atrajo alrededor de 1,4 millones de personas, según organizadores.

Las dos jóvenes españolas fallecidas, en la avalancha humana son Clara Zapater y Marta Acosta, ambas tenían 22 años y eran de Tarragona, según confirmaron fuentes de Exteriores. Ambas cursaban sus estudios en la Universidad de Münster, en Renania del Norte-Westfalia. Clara Zapater, cursaba estudios de Psicología y Marta Acosta, era estudiante de Filología Inglesa.

Al parecer, las dos se habían desplazado hasta Duisburgo, junto con una treintena de compañeros, para celebrar el fin de curso. El cónsul español en Düsseldorf, Manuel Viturro de la Torre, se desplazó a Duisburgo para atender a las familias. El consulado español asistió a 15 españoles que estaban en la Love Parade, en busca de ayuda para regresar a España lo más rápidamente posible. El sábado, al menos 19 personas murieron y unas 400 resultaron heridas por la estampida que se desató en el túnel por el cual se accedía al recinto del festival, según los medios alemanes. La tragedia ocurrió sobre las 17.00 horas, después de que la Policía impidiera la entrada de más gente al recinto porque se encontraba abarrotado. Al parecer, varias personas intentaron colarse por una escalera de emergencia en desuso que cayó al suelo y provocó una reacción de pánico que desató la avalancha.

La Policía alemana defendió su manejo de la seguridad en el masivo festival de música electrónica. El portavoz Detlef von Schmeling dijo que la Policía había estado controlando la afluencia de visitantes al túnel que llevaba al Love Parade, e insistió en que había sitio para moverse cuando ocurrió el accidente. “La Policía había abierto puntos de convergencia durante todo el día para reducir la presión en el túnel (...) En el momento del accidente, había aún posibilidades de moverse incluso en la rampa”, sostuvo. “No puedo confirmar que hubiera una presión tan grande en el túnel o en el sitio como para desencadenar este accidente”, señaló. El oficial afirmó que no consideraba que la estampida hubiera sido causada por un pánico general. Por último, el fundador del festival, Rainier Schaller, anunció ayer la cancelación definitiva del evento tras la tragedia.