Dos empresas muestran su interés en la concesión del futuro velatorio

Ofertas. Se trata de una empresa funeraria que presta sus servicios en Salamanca y otra en Ciudad Rodrigo.
LORENA LAGO
Dos empresas dedicadas a los servicios funerarios han presentado hasta ahora ofertas para conseguir la gestión del futuro velatorio de El Cabaco. Así lo confirmaba el propio alcalde, Cesáreo Sendín, quien manifestaba a este diario que se trata de la empresa que gestiona en Salamanca el tanatorio de la Virgen del Socorro y la empresa Jagrama, que presta sus servicios en Ciudad Rodrigo.

El primer edil ha indicado también que todavía se encuentra abierto el plazo de presentación de propuestas, y que concluido éste, la junta que se reunirá para analizar las ofertas decidirá cuál es la mejor, la que presenta mejores servicios y más beneficiosa para el municipio.

El edificio en el que se instalará el futuro velatorio, el antiguo local empleado para el control de los incendios forestales ubicado en la carretera de Béjar-Ciudad Rodrigo, tendrá que ser reformado y adecuado para dar cabida a este nuevo servicio. Se trata de un local amplio, de un total de 141,69 metros cuadrados y equipado con los servicios necesarios de abastecimiento de agua, saneamiento y suministro eléctrico conectados ya a la red municipal.

Una vez reformado, el edificio gozará de una sala de exposición de cadáveres, aislada del resto de dependencias del tanatorio que estarán compuestas por diversas salas, así como aseos para hombres, mujeres y discapacitados. Además contará con un despacho y con un almacén destinados a otros servicios complementarios.

El presupuesto del proyecto de adecuación del edificio público destinado a este servicio asciende a 14.124,27 euros, ya que únicamente se trata de una obra de adaptación, puesto que en la actualidad ya cuenta con cinco salas, dos servicios, un cuarto de duchas y un distribuidor sobre los que se ejecutarán las reformas.

Para emprender las mismas, el Ayuntamiento de El Cabaco dispone de una subvención de 10.000 euros procedentes de la Diputación de Salamanca. Una cuantía que servirá para realizar las obras de instalación de la calefacción, servicio del que hasta la fecha carece, y que no está incluido en el proyecto de adaptación del mismo. Para ejecutar éste, ya se ha presentado también el pliego de condiciones que deben cumplir las empresas interesadas entre las que, al igual que con la obra del tanatorio, se escogerá la mejor oferta presentada.

La empresa que se haga con la gestión de este inmueble gozará del mismo durante un periodo de 20 años, máximo establecido para la cesión que realizará el propio Ayuntamiento, tras lo que se volverán a examinar las ofertas presentadas.

Cesáreo Sendín insistió en la necesidad de poner en marcha un servicio del que hasta ahora carecen los vecinos que se ven incomodados cuando algún familiar muere al tener que viajar a municipios próximos como Tamames, que sí gozan con este servicio.