Dos empresas de Castilla y León presentan oferta para adquirir la planta de Elgorriaga en Ávila

Dos empresas vinculadas a Castilla y León se han mostrado a favor de hacerse con la propiedad de la planta de Elgorriaga en Ávila, actualmente en proceso concursal y bajo administración judicial, una de las cuales ha presentado ya una oferta concreta en la que plantea mantener la totalidad de la plantilla, asumir los 9 millones de deuda y, además, inyectar otros 500.000 euros.

Así se lo ha transmitido este viernes al Comité de Empresa y al Administrador Judicial el director general de Industrias Agrarias y Modernización de Explotaciones, Jorge Morro, durante el encuentro, a petición del órgano de representación de los trabajadores, mantenido en la sede de la Consejería de Agricultura y Ganadería, en cuyo transcurso el responsable de la Junta ha anticipado ya que esta última oferta "parece interesante porque cumple los requisitos mínimos exigidos".

 

Morro, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha declinado desvelar el nombre concreto de la empresa que está detrás de la oferta y el de la segunda mercantil que la semana próxima tiene previsto presentar la suya, si bien ha precisado que ambas están radicadas en Castilla y León y, en concreto, la primera de ellas está vinculada a Ávila y cuenta con experiencia en el sector de la agroalimentación.

 

"Es un grupo que nos da garantías porque cumple todos los condicionantes, y desde la Junta hemos puesto su oferta en conocimiento del Administrador Judicial y la próxima semana se la trasladaremos por escrito al Juzgado de Instrucción de Ávila", donde se sigue el proceso concursal desde hace dos años a raíz de la crisis del Grupo Nueva Rumasa.

 

ABONO DE MENSUALIDADES PENDIENTES

En la oferta que ya obra en poder de la Junta, además de la asunción de la deuda, el mantenimiento de la plantilla y una inyección inicial de medio millón de euros, se ofrece la posibilidad de aportar más fondos en función de las necesidades financieras de la planta, así como el abono de las mensualidades que se adeudan a los trabajadores.

 

Aunque la Junta "no es dueña" de Elgorriaga, ni titular de las acciones, ni gestiona la concursada y no es la encargada de vender la empresa, Morro ha recordado que es "su primer acreedor" y por ello tendrá un papel importante a la hora de posicionarse en favor de una u otra oferta para garantizar la devolución de los dineros públicos concedidos.

 

En cualquier caso, la idea es que la decisión esté resuelta antes de un mes para "dar tranquilidad tanto a los trabajadores como a los proveedores" y a fin de garantizar el futuro de una planta que, en opinión de la Junta, "cuenta con un gran potencial", habida cuenta de que cerró el ejercicio de 2014 con una facturación de 9,5 millones de euros, un 100% más que en 2012 y un 30% más que en 2013.