Dos detenidos en Santander por prender fuego al coche de su exjefe en venganza por su despido

La Policía Nacional ha detenido a dos hombres acusados de prender fuego al coche de su exjefe, en venganza por haberlos despedido. El vehículo se encontraba estacionado en la Avenida de los Hoteles de Santander y sufrió importantes daños, al igual que otro vehículo que esta aparcado al lado.
SANTANDER, 20 (EUROPA PRESS)



Los hechos tuvieron lugar el pasado 25 de noviembre y los acusados son PL.S.N, de 41 años, y J.E.C., de 32. Al primero le constaban detenciones anteriores por hechos similares y pasó a disposición judicial, mientras que el segundo carecía de antecedentes y quedó en libertad con cargos, han informado este jueves fuentes policiales.

Los vehículos afectados fueron un Kia Accept, contra el que iba dirigido en principio el fuego, y un Seat León, que se vio afectado. La investigación determinó que el incendio había sido provocado por dos individuos que se desplazaron en un Nissan Micra por la Avenida de los Infantes y, en un momento dado, detuvieron el coche y uno de ellos arrojó con una garrafa un líquido inflamable sobre el Kia Accept, prendiéndole fuego con un mechero.

El propietario del coche era el encargado de un establecimiento próximo para el que habían estado trabajando los dos acusados y del que habían sido despedidos, uno hacía unos meses y el otro hacía cuatro años, de forma no amistosa.

La investigación llevó a la identificación y detención el pasado día 17 de PL.S.N , quien ya en 1995 había estado detenido por hechos similares, destacando una ocasión en la que causó daños a 18 coches aparcados, a los que pinchó las ruedas. Otra vez, junto a un grupo de jóvenes, volcó un vehículo estacionado en vía pública y también fue detenido por causar desperfectos en mobiliario urbano.

J.E.C fue detenido el día 18, carecía de antecedentes y reconoció ser el autor material del incendio, que le propuso llevar a cabo PL.S.N, quien también le facilitó el material inflamable y le trasladó al lugar de los hechos.