Dos delincuentes se enfrentan a 22 años de cárcel por varios robos

El próximo lunes. Una de las imputadas, de 18 años, atracó presuntamente a cinco mujeres jóvenes, sustrajo un jamón en un comercio y asaltó, en compañía del otro acusado, a un repartidor de comida
E. G.

Dos delincuentes habituales se sentarán el próximo lunes en el banquillo de los acusados por varios atracos, algunos de ellos con empleo de arma blanca, cometidos en mayo del pasado año. Ambos se enfrentan a una petición conjunta de 22 años de prisión –cuatro años para el acusado y 18 para la imputada–, según informaron fuentes jurídicas.

Las investigaciones efectuadas por la Policía Nacional para detener a los dos imputados, –M. A. L. G., mujer de 18 años y natural de Andorra la Vella, y L. M. C. M., hombre de 46 años, de nacionalidad portuguesa– comenzaron el día 14 de mayo, cuando la Comisaría provincial recibió cinco denuncias de robo con violencia e intimidación en las que las víctimas eran mujeres. Según informaron fuentes policiales en el momento de los hechos, en todas las declaraciones existía coincidencia en las características de la presunta autora y el modus operandi, ya que en todos los casos, una joven esgrimía una navaja y amenazaba con utilizarla contra las víctimas, y así lograba apoderarse del dinero que llevaban. Las diligencias efectuadas por la Brigada de Policía Judicial permitieron considerar como presunta autora de los robos a la imputada, M. A. L. G.

La detención de la acusada se produjo en torno a las 21.30 horas del día 17 de mayo, en la carretera de Ledesma. Otras gestiones realizadas con posterioridad a la detención permitieron a los agentes considerar a la imputada como la presunta autora del robo de un jamón en un establecimiento cárnico, ubicado en la carretera de Ledesma.

A estos delitos se suma un robo con violencia e intimidación perpetrado sobre las 22.45 horas del día 15 de mayo, en la calle La Perla, donde, la imputada, en compañía de L. M. C. M., esgrimiendo presuntamente cada uno de ellos una navaja, intimidaron supuestamente a un repartidor de un establecimiento de comida, apoderándose supuestamente de una cuantía que ascendió a 65 euros. Tras las correspondientes averiguaciones, la Policía Nacional detuvo el 19 de mayo al acusado L. M. C. M., en la avenida Juan Pablo II. En su historial delictivo le constan 16 antecedentes.

La joven imputada es una conocida delincuente ya que el 16 de abril del pasado año fue detenida en la estación de autobuses cuando trataba de sustraer una maleta de un autobús procedente de Madrid. También tenía denuncias por robos cometidos el día 8 y el 24 de marzo.

El próximo lunes, a partir de las 9.15 horas, en la Sala de lo Penal número Uno se sentarán en el banquillo de los acusados M. A. L. G., imputada por dos delitos de robo con violencia y uso de armas –la Fiscalía solicita cuatro años de cárcel por cada uno–, tres delitos por robos consumados sin uso de armas –tres años por cada delito– y un delito de robo en grado de tentativa, por el que solicitan un año de prisión. El otro imputado se enfrenta a cuatro años de cárcel por un delito de robo con violencia y uso de armas.