Dos cámaras más para controlar la calle Ancha y la calle Cervantes

El Ayuntamiento ha terminado esta misma mañana de instalar dos de las nuevas cámaras de control de matrículas. Están instaladas en la Vaguada de la Palma y apuntan hacia las calles Cervantes y Ancha.

El Ayuntamiento de Salamanca ha rematado esta mañana la instalación de dos de las 21 nuevas cámaras para el control del acceso al casco histórico que, previsiblemente, estarán operativas a partir de septiembre. Los dos nuevos dispositivos están colocados en un mismo poste, en la Vaguada de la Palma, pero apuntando a dos calles próximas, la calle Cervantes y la calle Ancha.

 

Dos operarios de una empresa privada han culminado el trabajo que se ha prolongado durante varias semanas, ya que primero se procedió a modificar el poste que sujeta los dos indicadores turísticos para poder hacer sitio a una caja de registro y a los dos soportes de las cámaras. Los dispositivos, idénticos a los ya visibles en la calle Toro y en la calle Palominos, tienen dos objetivos (uno para color y otro para blanco y negro y tomas nocturnas) y sensor de movimiento, lo que les permitirá captar imágenes nítidas de las matrículas de los vehículos que accedan a zonas de circulación restringida.

 

En este caso, las dos cámaras apuntan a una calle que ya tiene restringida la circulación como es la calle Cervantes, que cuenta con señalización a su entrada; y la segunda apunta hacia la calle Ancha, que todavía está abierta a la circulación pero sobre la que el Ayuntamiento planea una futura peatonalización.