Dónde presentar a Javier Iglesias, la 'patata caliente' del PP a 40 días de las elecciones

Fernández Mañueco e Iglesias, el día que confirmaron sus candidaturas a Ayuntamiento y Diputación.

El PP no ha hecho público en qué lista irá su candidato a la Diputación, lo que ha alimentado las especulaciones: de '2' ó '3' en la capital, en Carbajosa, en Beleña... o en Peñaranda, localidad natal de Iglesias, donde los populares no tienen candidato ni lista a día de hoy.

Se esperaba que la lista de Fernández Mañueco para la capital respondiera a una de las principales incógnitas que guarda el PP. Porque, ¿en qué lista va a ir Javier Iglesias? Una pregunta para la que hoy por hoy no hay respuesta a pesar de que queda poco más de un mes para el día de las votaciones. Y una decisión política para la que cada vez quedan menos alternativas viables. La última, la que le otorga a Iglesias el hecho de que su lugar de nacimiento, una plaza importante en la provincia, no tenga todavía candidato ni lista: Peñaranda.

 

La de introducir al actual presidente de la Diputación y candidato el PP a repetir en la candidatura de la capital era una de las opciones señaladas. Es algo habitual en otras provincias, donde muchos presidentes provinciales del PP se integran en la lista de la capital. Sin embargo, a primera hora de la mañana de este martes se desveló que Fernández Mañueco no le iba a hacer sitio a Iglesias y que el '2' iba a ser para su mano derecha, Carlos García Carbayo. Y en su rueda de prensa, el candidato popular a la alcaldía se negaba a aclarar si había llegado a ofrecer un puesto en su lista a su presidente provincial y aseguraba que la candidatura en la que concurra será decisión del propio Iglesias y de los órganos del PP... a los que se les están acabando las alternativas.

 

Opciones hay, pero no parece muy normal que, cuando hoy empieza el plazo para registrar candidaturas y con el horizonte máximo del día 20 de abril, el PP no haya hecho público en qué lista intentará su candidato a la Diputación ganarse el acta de concejal obligatoria para aspirar a presidir La Salina. Esta indefinición ha dado lugar a muchas especulaciones que responden a las diferentes alternativas.

 

 

CAPITAL, ALFOZ O FEUDO POPULAR

 

Por un lado, la de presentar a Iglesias en la capital. Descartada una vez conocida la lista de Mañueco, que ha preferido rodearse de sus concejales de más confianza y que se prepara para un resultado ajustado en el que prescindir de un número 'dos' no tenía cabida. Una decisión en la que muchos ven cálculo político: Iglesias, imputado en un caso de presunta corrupción, podría perjudicar la candidatura y tampoco es que parezca que el PP vaya a ir tan sobrado de concejales electos.

 

Por otro, introducirlo en una candidatura del alfoz. Sonó Carbajosa por aquello de ser un feudo popular... hasta ahora. La férrea posición de Pedro Samuel Martín lo impide, y la fuga de Jesús de San Antonio a Ciudadanos no hace recomendable andar con muchas confianzas en esta localidad, donde la conjunción del exteniente de alcalde y la formación de Albert Rivera puede ajustar mucho un resultado otrora más previsible y sin muchos riesgos.

 

La tercera opción/especulación gira en torno al pequeño municipio de Beleña. Se trata de un feudo indiscutible del PP, donde tiene los cinco concejales y cuenta con un nutrido granero de votos. Suena con fuerza porque no se atisban grandes complicaciones para conseguir acta de concejal... pocos sitios hay más seguros para conseguir el resultado deseado. Otra cosa es si se trata de una decisión 'estética'. No parece muy honroso que el que ha sido presidente de la Diputación desde una alcaldía como la de Ciudad Rodrigo, en la que ha estado 20 años, vaya a aterrizar en el sillón presidencial como alcalde o concejal de una pequeña localidad con la que nada le une.

 

 

LA OPCIÓN PEÑARANDA

 

La vinculación personal podría ser la respuesta para encontrarle un sitio honorable a Javier Iglesias. El presidente del PP es natural de Peñaranda, cabecera de comarca y última localidad de importancia poblacional (de las pocas de más de 5.000 en Castilla y León donde no se ha decidido candidato) que tienen por cubrir los populares. A día de hoy el PP no tiene candidato a la alcaldía ni equipo. Marta Carrera, a la que hace unos días se dio como candidata segura, ha decidido renunciar según fuentes consultadas por TRIBUNA. Esto deja al PP sin cabeza de lista. La alternativa está ahí porque esta renuncia complica mucho las cosas al PP, que está teniendo dificultades para formar candidatura en Peñaranda, algo muy comentado a nivel de calle.

 

Sin embargo, también tendría que medir las posibles consecuencias. Javier Iglesias no vive en Peñaranda y no tiene casi familia en la localidad. Su desembarco podría no sentar bien entre las bases, bastante molestas con el vaivén de decisiones por parte del aparato. Y es una apuesta con riesgo porque no es una plaza electoral sencilla: ha sido ayuntamiento del PSOE. Pero a día de hoy puede ser el último trampolín honroso que le queda al presidente del PP. La solución, obligatoriamente del 15 al 20 de abril.