Dominio inicial y nervios finales para la tercera victoria de Aquimisa

Austin Simon, en el choque disputado en el pabellón Ángel Nieto (Foto: I. C.)

El equipo charro fue muy superior al Embutidos Ballesteros zamorano, pero una preocupante relajación defensiva les puso al final contra las cuerdas.

68 EMBUTIDOS BALLESTEROS (14+7+23+24): Claver 18, Casas 2, Merino 0, Liparteliani 12, gelazonia 17 -cinco inicial- Martínez 0, Aranzana 3, Aday 13, Cid 2, Barbero 1, Milán 0.
 
76 AQUIMISA LABORATORIOS (23+18+20+15): Alonso 6, Mbaye 0, De la Calle 26, Johnson 9, Simon 17 -cinco inicial- Pérez Yanes 4, Yáñez 2, Rodríguez 4, Dieye 8.
 
ÁRBITROS: Esteve y Gallego . Eliminaron a Gelazonia por parte de Zamora.
 
INCIDENCIAS: Partido disputado en el pabellón Ángel Nieto de Zamora ante 200 espectadores.
Victoria muy importante para Aquimisa Laboratorios en una difícil cancha como es el pabellón Ángel Nieto de Zamora y ante un rival de entidad, el Embutidos Ballesteros.

 

Los salmantinos comenzaron con mucha fuerza, sumando un parcial de 0-12 de inicio gracias a una intensidad defensiva muy alta, cerrando el rebote y corriendo a un ritmo que desarboló al equipo local. El único ‘pero’ en estos primeros 10 minutos, que finalizaron 14-23, fueron las dos faltas que Mbaye hizo en los primeros cinco minutos.

 

Sin embargo, Aquimisa bajó un punto los brazos sobre todo atrás en el segundo cuarto y los zamoranos lo aprovecharon para anotar varias canastas sin la oposición necesaria. Paró el partido el técnico salmantino Óscar Núñez para recordar estos conceptos precisamente y el equipo volvió con fuerza al parquet. 20-35 al descanso era renta suficiente para seguir por esta misma senda, aunque el juego se hacía un poco errático por momentos y a Aquimisa parecía faltarle un punto para romper.

 
En el tercer cuarto, el juego de los salmantinos no mejoró, pero el acierto desde 6.75 metros de Pedro de la Calle y Alberto Alonso resultó fundamental para que los zamoranos se mantuvieran lejos en el marcador. A Aquimisa le costaba tener continuidad en defensa sobre todo, pero su brillantez ofensiva individual hacía que en estos minutos no corriera peligro el marcador.
 
 
En el último cuarto, sin embargo, Zamora recortó la diferencia hasta ponerse con un peligroso 61-67 primero y 63-68 después, que hizo sufrir a los charros hasta el final. Sin embargo, un triple de Austin, al que le costó mucho entrar en el partido, y los tiros de Pedro que redondeó un magnífico partido, terminaron por decantar el choque a favor de los visitantes.
 
 
68-76 y tercera victoria consecutiva de un Aquimisa al que le volvieron a sobrar los últimos minutos, aunque siempre dio la impresión de ser muy superior.