Doblete español en cabeza para comenzar el Dakar con Roma y Sainz como primero y segundo

COCHES. El catalán fue dos minutos y siete segundos más rápido que Sainz. MOTOS. Casteu ganó la primera etapa y Coma se clasificó como tercero
EFE

El piloto español Joan Nani Roma se adjudicó ayer la primera etapa del rally Dakar Argentina Chile, entre Colón y Córdoba, en la categoría de coches, mientras que su compatriota Carlos Sainz fue segundo.

El piloto catalán del equipo BMW X-Raid recorrió los 303 kilómetros cronometrados en 2 horas, 11 minutos y 15 segundos, dos minutos y siete segundos más rápido que Sainz. El tercer clasificado fue el francés Stéphane Peterhansel y el cuarto el qatarí Nasser Al Attiyah.

Roma, que salía el quinto, aprovechó que los pilotos que le precedieron en la salida le habían limpiado la pista e imprimió un ritmo veloz desde el principio, para pasar en primera posición en el primer punto de control. De este modo, los BMW de Roma y Peterhansel, que en 2009 corrían con Mitsubishi, dieron la campanada ante los poderosos Volkswagen Touareg de Sainz, Al Attiyah y De Villiers, que en la última edición dominaron la prueba con mano de hierro.

Por otro lado, el motociclista francés David Casteu ganó la primera etapa cronometrada con un tiempo de 1 hora, 50 minutos y 42 segundos. El segundo en llegar fue el también francés Cyryl Despres (1h50:45), seguido por el español Marc Coma (1h50:54), mientras que Jordi Viladoms fue cuarto y el chileno Francisco López, quinto.

La de ayer fue una etapa con un trazado similar al del mundial de rallys, técnica y rápida por caminos de tierra. En la primera jornada no hubo mayores sorpresas y los favoritos llegaron juntos y separados por pocos segundos, a diferencia de lo sucedido el año pasado, cuando Coma sacó 22 minutos al segundo y 41 a Despres, su principal oponente.

Hoy, una dura segunda etapa entre Córdoba y La Rioja
Hoy se disputará la segunda etapa, entre Córdoba y La Rioja, con 687 kilómetros, de los cuales 355 serán cronometrados, con un trazado similar al de la etapa inicial pero con la presencia de sectores pedregosos.

Para seguir evitando las maniobras delicadas, las motos y los quads tendrán, al igual que el día anterior, un recorrido especial. En la mayor parte de la especial, los adeptos del cross y del enduro disfrutarán y mucho con los saltos ciegos y las vueltas sucesivas. Después, los pilotos llegarán a un sector más salvaje: menos sinuoso pero más pedregoso. En cuanto a quienes van en coches y camiones tendrán que pensar en los frenos en la larga bajada, a mitad de la especial.

Ya mañana los participantes vivirán su primer test. El cambio de contexto es radical: se pasará de la tierra a la arena y, sobre todo, se llega a una zona de dunas de casi 30 kilómetros. En este nuevo ambiente, los equipajes apreciarán los fuera de pista.