Doblegar a un coloso para dar un paso gigantesco

Enorme victoria de Perfumerías Avenida que doblegó a todo un gigante de la Euroliga como Galatasaray (68-48).

 

FICHA DEL PARTIDO

 

68 Perfumerías Avenida (15+18+19+16): Marta Fernández (8), Marija Rezan (11), Marta Xargay (9), Shay Murphy (23), Angel Robinson (7) -cinco inicial-, Leo Rodríguez (8), Mariona Ortiz (0), Thomas (3). 

 

48 Galatasaray (22+8+10+8):  Shavonte Zellous (7)l Alben (14), Nevriye Yilmaz (8), Sancho Lyttle (10) Caglar (0) -cinco inicial-, Saylar (0), Bones (4), Kimyacioglu (5).

 

Árbitros: Fabiana Martinescu (RUM), Damir Kunosic (BIH) y Anne Panther (GER)

 

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la fase de clasificación de la Euroliga Femenina. 

En Perfumerías Avenida se han vivido ya varias 'hombradas', victorias imposibles e incluso memorables. Frente a Galatasaray se ha escrito otra de las páginas en dorado del equipo salmantino con un triunfo inesperado para la mayoría y que, sin duda, supone un paso de gigante para las aspiraciones del equipo salmantino en esta edición de la Euroliga.

 

Avenida doblegó a otro 'coloso', -quizá un poco empequeñecido sin Torrens pero que nadie olvide que sin Lyttle pasaron por encima de las charras en Estambul-, y lo hizo con trabajo, con mucho trabajo defensivo y con una seriedad ofensiva que se ha visto a cuentagotas esta temporada. El talento de Shay Murphy, coreada ya como ese ídolo que toda afición necesita, encontró el respaldo necesario en unas compañeras que supieron buscar sus opciones y aparecieron en momentos calientes como esos dos triples a dos minutos del final que convirtieron Leo Rodríguez y Marta Xargay para finiquitar cualquier atisbo de remontada turca. 

 

Saltó a la pista Perfumerías Avenida con ganas de pelea. Metidas en faena desde el primer minuto consciente de tener enfrente a un rival de los que no hay que dejar respirar si se le quiere tener mínimamente controlado. Por eso era clave no sólo defender bien sino también atacar y sobre todo ir con hambre al rebote. Lo hizo el equipo salmantino en los primeros minutos y gracias a eso lograba segundas opciones de tiro que le permitían mantener fluidez anotadora y situarse por delante, 13-7.

 

Era lógica la reacción de Galatasaray, bastaba con que encontrara una jugadora mínimamente inspirada y lo hizo en la figura de Zellous que anotó seis puntos consecutivos para poner a su equipo al mando, 13-15. Faltaban dos minutos para el final del cuarto y solicitó tiempo muerto consciente de que esas rachas puede acabar por convertirse en veneno letal. El parcial llegó a ser de 0-11 antes de que Thomas anotara sus dos primeros puntos pero en esos momentos la que mandaba, la que era reina y señora en la pista era Sancho Lyttle. La ex de Avenida intimidaba bajo su aro y además empezaba a sumar en su cuenta particular. Cuando está en racha es imposible de parar y así lo demostró en la última acción sobre la bocina, cazando un pase imposible de Alben y convirtiéndolo en dos puntos, 15-22.  

 

Diferencia peligrosa si se mantenía la tónica pero Memnun, técnico visitante, optó por dejar en el banco a Yilmaz y Lyttle y esa oportunidad no la desaprovechó el equipo salmantino. De nuevo mono de trabajo en defensa y con ello posibilidad de recuperar varios balones y atacar con velocidad. Así, en un visto y no visto, el duelo se volvió a igualar, 24-24. El partido se volvió más táctico, más feo y la igualdad se mantuvo hasta que a dos minutos del final, con 28-30 en el luminoso, Lapeña volvió a parar el partido. Sus pupilas encajaron bien sus directrices porque hasta el final evitaron más canastas del Galatasaray con cuatro puntos más en su casillero anotados por Robinson y Fernández, logró marcharse con esperanza al descanso, 33-30.

 

 

Con una buena salida tras el paso por vestuarios, Avenida demostró que se sentía con fuerza, fe y preparación suficiente como para intentar hacer hincar la rodilla a su contrincante. Shay Murphy sacó a relucir todos sus galones y lideró el ataque pero fue en defensa -notable todo el equipo y sobresalientes Marta Fernández y Robinson-, donde las locales comenzaron a dar la puntilla al encuentro. Tres robos consecutivos favorecieron que la ventaja se marchara hasta los diez puntos, 47-37 y ahora ya sí, nadie dudaba de que la historia de David y Goliat se podía volver a repetir. 

 

La renta siguió aumentando tras el inicio del último parcial y a seis y medio del final Avenida iba arriba con claridad, 56-41. Lapeña paró el partido para dar los últimos consejos consciente de que un resultado así tan sólo se puede perder por fallos propios o por una explosión de talento rival que tal y como estaba el duelo no se vislumbraba. Había que minimizar errores y aunque Galatasary sumó cinco puntos seguidos con los que situó a diez, llegaron los dos triples que sentenciaron el duelo y que conviertieron el último minuto en una fiesta. No era para menos, había que celebrar un auténtico pasó de gigante. 

Krystal Thomas defiende su aro del ataque del equipo turco (Foto: Ch. Díez)
Ver album

Noticias relacionadas