Dj Luciano, un experimento de 35.000 euros

El afamado artista cobró un caché de 35.000 euros por su actuación el día antes del inicio de las Ferias y Fiestas. Se le contrató para explorar la difusión de la imagen de Salamanca a nivel internacional y con el 'modelo' de la Nochevieja Universitaria, pero no llenó como otros conciertos.

El concierto de Dj Luciano, uno de los artistas más conocidos a nivel internacional en su especialidad, fue una de las sorpresas del inicio de Ferias y Fiestas. Habitual de las sesiones de los clubes más importantes del mundo, su presencia suscitó el interés del público fan de su estilo y también la curiosidad por lo que pretendía el Ayuntamiento de Salamanca y lo que le había costado.

 

Según fuentes municipales consultadas por TRIBUNA, la contratación se ha hecho no directamente desde el Ayuntamiento, sino a través de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes y de Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca, la sociedad municipal que se ocupa, entre otras cuestiones, de la promoción exterior de la ciudad. La fundación es, por otro lado, la encargada desde hace años de la gestión del programa de Ferias y Fiestas, que se abona con cargo a los presupuestos de esta fundación municipal, salvo algún acto protocolario que sí asume el Ayuntamiento directamente.

 

Entre las dos organizaciones, bajo control directo del Ayuntamiento de Salamanca ambas, han compartido el coste del caché del artista, que de manera formal ha estado fuera del presupuesto de las Ferias y Fiestas. Dj Luciano cobró, según las fuentes consultadas, 35.000 euros por su actuación del día 6 de septiembre, repartido en dos partes de 15.000 y 20.000 euros. El caché de Luciano suele ser superior (entre 60.000 y 80.000 euros por actuación), pero habría hecho una excepción en este caso por la peculiaridad de la cita, diferente en planteamiento a las sesiones que protagoniza habitualmente; de entrada, las algo más de dos horas de espectáculo son mucho menos de lo habitual en el artista. La cifra, no obstante, está por encima de lo que cobró cualquier artista en las Ferias y Fiestas de 2013; el caché más caro que se pagó el año pasado superó por poco los 30.000 euros.

 

 

¿OBJETIVO LOGRADO?

 

En su día, el Consistorio comunicó a través de una nota de prensa que se trataba de "un evento organizado por el Ayuntamiento de Salamanca con el objetivo de conseguir una mayor proyección internacional de la ciudad", aunque la gestión se ha llevado a cabo a través de dos fundaciones municipales. Detrás de este planteamiento está la búsqueda de eventos nuevos con los que la ciudad pueda darse a conocer al margen de las citas habituales y para añadir citas con capacidad de atracción para la ciudad. 

 

Así, la cita se habría diseñado con la Nochevieja Universitaria como referente, al menos, en cuanto a la participación que se esperaba. De hecho, el dispositivo policial fue similar al que se emplea para la fiesta universitaria y hasta se retiró el mobiliario de todas las terrazas de la Plaza Mayor, algo que no se ha hecho después en los conciertos de ferias. Sin embargo, no logró llegar al nivel de asistentes de la cita de diciembre, y tampoco a la de otros conciertos de las Ferias y Fiestas en el mismo escenario.

Noticias relacionadas