Distracciones, velocidad y carreteras secundarias, el cóctel más peligroso al volante

Las cifras confirman que la mitad de los accidentes se producen por distracciones al volante, con el móvil como principal causante, por encima de velocidad, adelantamientos o alcohol. Tres de cada cuatro siniestros con muertos se producen en carreteras secundarias.

Las distracciones y el exceso de velocidad están detrás del 73 por ciento de los accidentes mortales ocurridos en Castilla y León en lo que va de año, según datos de la Dirección General de Tráficos facilitados por la Delegación del Gobierno. En concreto, uno de cada dos siniestros mortales en las carreteras castellanoleonesas durante 2016 se debió a distracciones o casos de somnolencia al volante, mientras que la velocidad inadecuada ha sido responsable de un 22,92 por ciento de los accidentes, con datos actualizados a 13 de julio.

 

Le siguen los accidentes provocados por no respetar la prioridad en la circulación, que supusieron un 10,42 por ciento del total con resultado de muerte, mientras que el alcohol y las drogas estuvieron detrás de un 4,17 por ciento de los siniestros mortales. Además, un 2,08 por ciento se produjo durante adelantamientos en carretera

 

La mayor parte de los accidentes con fallecidos, un 45,8 por ciento, fueron colisiones, mientras que las salida de vía supusieron el 43,8; los atropellos, el 6,3, y los vuelcos, el 4,2 por ciento. Un 72,9 por ciento de los siniestros mortales se produjeron en carreteras convencionales, frente a un 25 por ciento que tuvieron lugar en vías de alta capacidad.

 

Por provincias, Soria es donde más peso tuvieron los accidentes por distracción o somnolencia dentro del total, ya que ésta fue la causa del 80 por ciento de los siniestros. Segovia y Valladolid también se situaron por encima de la media, con un 67 por ciento de accidentes provocados por dichos factores. En la media (50 por ciento) se situaron Ávila, Palencia y Salamanca, mientras que por debajo estuvieron Burgos (40 por ciento de siniestros mortales causados por distracción o somnolencia) y Zamora (29 por ciento).

 

Por lo que se refiere a los siniestros provocados por una velocidad inadecuada, Ávila y Palencia fueron las provincias más afectadas, con uno de cada dos debidos a esta causa, seguidas por Burgos (40 por ciento). También por encima de la media (22,92 por ciento) se situó Salamanca (25 por ciento), en tanto que por debajo quedaron Soria (17 por ciento y Zamora (14 por ciento). No tuvieron ningún accidente debido a este factor Soria, Valladolid y León.

 

Precisamente León tampoco registró ningún siniestro causado por distracción y somnolencia hasta el 13 de julio, con lo que los dos factores que más accidentes causaron en la Comunidad no fueron responsables de ninguno en esta provincia, donde la mitad se debieron a que los conductores no respetaron la prioridad en la circulación, en tanto que el resto responde a otras causas.