Diseñan un nuevo método de reemplazo de válvula cardiaca

V%c3%a1lvula detail

Un nuevo método de reemplazo de válvula cardiaca hecho público este viernes en el Congreso de 2016 de la Asociación Sudafricana del Corazón puede ofrecer esperanza a los miles de pacientes con cardiopatía reumática que necesitan el procedimiento cada año.

"Durante la última década, se ha revolucionado la cirugía de válvula cardiaca con la implantación de la válvula aórtica transcatéter (TAVI, por sus siglas en inglés)", explica el autor principal, Jacques Scherman, cirujano cardiaco de la División Chris Barnard de Cirugía Cardiotorácica de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

 

"Las válvulas del corazón son reemplazadas o reparadas a través de un catéter, obviando la necesidad de una cirugía a corazón abierto o una máquina corazón-pulmón", añade este investigador, que ha presentado su trabajo en el Congreso, que se celebra en Ciudad del Cabo hasta el domingo y está organizado conjuntamente con el Congreso Anual de la Sociedad Mundial de Cirujanos Cardiotorácicos.

 

"TAVI sólo está indicada en pacientes con enfermedad de la válvula aórtica calcificada degenerativa, que es la patología valvular aórtica más frecuente en los países desarrollados. En los países en desarrollo, la cardiopatía reumática todavía es la causa de la mayoría de los pacientes existentes con necesidad de una intervención de la válvula del corazón", añade.

 

La cardiopatía reumática es causada por la fiebre reumática, que resulta de una infección estreptocócica. Los pacientes desarrollan fibrosis de las válvulas del corazón, lo que lleva a la enfermedad cardiaca valvular, insuficiencia cardiaca y muerte.

 

Tan sólo en África, hay alrededor de 15 millones de pacientes que viven con la enfermedad reumática del corazón, de los cuales 100.000 al año podrían necesitar una intervención de la válvula del corazón en algún momento de su vida. La gran mayoría de estos pacientes no tienen acceso a la cirugía cardiaca o una imagen cardiaca sofisticada.

 

SIN NECESIDAD DE IMÁGENES PARA COLOCARLO

 

El doctor Scherman relata: "Inspirados por el éxito de TAVI para la enfermedad de la válvula aórtica calcificada, hemos desarrollado un dispositivo TAVI simplificado para el reemplazo de la válvula aórtica transcatéter en pacientes con cardiopatía reumática".

 

Actualmente, los dispositivos TAVI disponibles de globo expansibles requieren sofisticadas imágenes cardiovasculares para posicionar correctamente la nueva válvula. También emplean un marcapasos temporal que permite que el corazón lata tan rápido que evite que la sangre circule hacia el resto del cuerpo (llamada estimulación ventricular rápida).

 

El doctor Scherman explica: "La rápida estimulación cardiaca sólo puede tolerarse durante un periodo corto y, por lo tanto, limita el tiempo disponible para realizar la implantación". El equipo en Sudáfrica desarrolló un nuevo dispositivo TAVI que es "no oclusivo", lo que significa que no hay necesidad de parar la sangre que circula en el cuerpo con la estimulación ventricular rápida. También 'se auto-coloca' y no requiere de una sofisticada imagen cardiaca para su posicionamiento.

 

El estudio de prueba de concepto que se presenta este viernes probó el dispositivo en un modelo de oveja. Los investigadores encontraron que el dispositivo era fácil de usar y que ubicaba correctamente la válvula, además de que puede llevarse a cabo sin la estimulación ventricular rápida.

 

"Hemos demostrado que este nuevo sistema de entrega de TAVI auto-implantable no oclusivo hizo fácil la realización de reemplazo de la válvula aórtica transcatéter. El uso de retroalimentación táctil del dispositivo se estabiliza en la posición correcta dentro de la raíz aórtica durante la implantación", detalla Scherman.

 

"También tiene una válvula de reflujo temporal para evitar que la sangre se escape hacia atrás en el ventrículo durante la implantación de la nueva válvula. Todos estos factores permiten una implantación controlada y lenta en comparación con los dispositivos globo expansibles disponibles actualmente", añade este investigador.

 

"Este enfoque simplificado de la válvula aórtica transcatéter de reemplazo podría hacerse en los hospitales sin cirugía cardiaca con una parte del costo de TAVI convencional. Tiene el potencial de salvar la vida de la gran cantidad de pacientes con enfermedades cardiacas reumáticas en necesidad de reemplazo de la válvula", destaca Scherman.