Diputación y Caja España-Duero firman un crédito de 22 millones para adelantar ingresos a los ayuntamientos

La cantidad prestada se devolverá antes de final de año cuando los ciudadanos paguen las tasas. Así, según Iglesias, se da "un respiro" a las corporaciones locales
La Diputación de Salamanca y Caja España-Caja Duero han firmado una operación de tesorería de 22 millones de euros que permitirá al Organismo Autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria de Salamanca (Regtsa), dependiente de la Administración provincial, adelantar la recaudación de impuestos a los municipios que gestionan sus tributos a través de este organismo.

La rúbrica de este acuerdo ha tenido lugar este miércoles en la sede de la Diputación, donde han estado el presidente de la Administración provincial, Javier iglesias, y el director general de la entidad financiera, José María de la Vega.

El contrato permitirá a Regtsa disponer de 22 millones anuales, hasta 2015, para los anticipos que se vayan ofreciendo a los ayuntamientos y esta cantidad total deberá rembolsarse cada año antes del 31 de diciembre.

El tipo de interés de esta operación, a la que también optaron otras dos entidades financieras, es variable, referenciado al Euribor a tres meses más un diferencial de 0,5 puntos, tal y como ha señalado el presidente de la Diputación.

Estas operaciones de tesorería se han ido sucediendo a lo largo de los últimos años y en esta ocasión se ha pedido una cantidad más elevada para que los consistorios de la provincia tengan “un respiro” a la hora de afrontar gastos y garantizar su liquidez, según Iglesias.

La partida del pasado ejercicio fue de 19 millones de euros, produciéndose así una subida del 19,39 por ciento en 2012. De esta forma se consolida la tendencia al alza desde que en 2006 se pidiesen 12 millones de euros.

Javier Iglesias ha subrayado que esta operación, que sirve para dar “un apoyo” a los ayuntamientos, no supone más deuda para la Diputación, puesto que la cantidad entregada se devuelve antes de final de año con la recaudación de los impuestos.

La deuda de la Administración es de unos 65 millones de euros, una cantidad que no llega al 75 por ciento del PIB, según los datos aportados por la diputada Chabela de la Torre, quien ha acompañado a Javier Iglesias y José María de la Vega en la firma del crédito.