Diputación y 32 municipios vallisoletanos destinan más de 454.000 euros para 16 proyectos de cooperación en 14 países

Carnero junto a los portavoces de los grupos y representantes de las ONG
La Diputación de Valladolid y 32 municipios de la provincia destinarán más de 454.000 euros para 16 proyectos de cooperación internacional al desarrollo, ayuda humanitaria y emergencia en 14 países de América, África y Asia.
VALLADOLID, 5 (EUROPA PRESS)



Esta cantidad supone el 0,7 por ciento del gasto consolidado en el Presupuesto de la Diputación para 2012, tal como ha explicado su presidente, Jesús Julio Carnero, durante la firma de los convenios con las ONG que desarrollaran dichos proyectos.

En concreto, la Institución provincial aporta 443.805 euros a los que se suman otros 10.700 sufragados por los 32 ayuntamientos que han decidido sumarse a la iniciativa.

De los 16 proyectos, nueve se desarrollarán en Iberoamérica y cinco en África, mientras que el resto beneficiará a países asiáticos y de Oriente Medio. Así, la modalidad de Cooperación la forman once iniciativas que suman un presupuesto global de 351.900,52 euros, mientras que cuatro integran la de Ayuda Humanitaria, dotada con 60.000 euros.

A esto se suma un único proyecto en la modalidad de Emergencia para la adquisición de artículos no alimentarios para la población refugiada de Palestina en Siria, para el que se destinarán 30.000 euros.

El presidente ha advertido de que la cifra aportada por la Institución en el ejercicio 2013 se reducirá hasta los 426.454 euros, debido a las "dificultades" económicas, pero ha enfatizado el esfuerzo realizado para destinar esta partida "fruto del consenso" entre todos los grupos.

Precisamente, los portavoces de todos ellos han estado presentes en el acto de rúbrica, el 'popular', Jesús García Galván; el socialista, Juan José Zancada, y el de Izquierda Unida, Salvador Arpa.

"ACTORES PRINCIPALES"

La firma de los convenios se ha celebrado este lunes en el Salón de Recepciones del Palacio de Pimentel, sede de la Diputación, y en ella han estado presentes miembros de todas las organizaciones firmantes, en representación de las cuales ha tomado la palabra la presidenta de la Coordinadora de ONGD de Castilla y León, Isabel Redondo de Paz, quien ha reivindicado el papel de estos colectivos como los "actores principales" de la cooperación al desarrollo.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Redondo de Paz ha destacado la "profesionalización" y "mejora en la eficacia" de las ONG a lo largo de los últimos 30 años, aunque sí ha realizado autocrítica acerca del "detrimento en la sensibilización" de la ciudadanía que este proceso ha conllevado.

Asimismo, ha ensalzado el papel "cumplidor" de Castilla y León en materia humanitaria respecto a otras comunidades "más ricas" y ha defendido el papel de la "cooperación descentralizada" entre todas las administraciones.

Por último, ha advertido de que, a pesar de la "difícil coyuntura económica" que vive el país, "no tiene nada que ver con la pobreza" de otros países donde "la gente nace pobre, crece pobre y muere pobre".

En representación del Comité Español de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Medio, Raquel Martín ha recordado que la crisis económica "no afecta a todos por igual", ya que "sólo una cuarta parte de la población mundial tiene cubiertas sus necesidades básicas".

"COMPROMISO ÉTICO"

Asimismo, ha subrayado el compromiso de la Diputación con la cooperación "desde 1992" y ha asegurado que esta ayuda "no es un lujo para épocas de bonanza", sino que debe ser "un compromiso ético" en cualquier circunstancia.

En este sentido, Jesús Julio Carnero ha recalcado que si sólo se prestara en momentos económicamente favorables, no se trataría de cooperación, sino de "caridad mal entendida", a la vez que ha aseverado que la solidaridad supone que haya "educación, sanidad y aguas saneadas" en aquellos países. "Si les va mal a los de allí, nos irá mal aquí", ha dejado claro para defender esta ayuda.

Por último, el presidente ha puntualizado que "si las cosas están mal aquí, en otros países están peor", y ha elogiado la "sensibilidad" y "educación" en cooperación de la sociedad vallisoletana.