Diputación, Cruz Roja y Cáritas se unen para prestar una mejor atención a las personas más necesitadas

Se trata de un acuerdo "pionero" en Castilla y León que trata de evitar duplicidades y mejorar la prestación social

La Diputación de Salamanca y las organizaciones Cruz Roja y Cáritas han creado un canal de colaboración, en el que ayudarán a las familias y ciudadanos más necesitados de manera conjunta con la intención de evitar duplicidades, ser más eficaces y desempeñas actuaciones más rápidas.

 

Así lo ha señalado el presidente de la administración provincial, Javier Iglesias, en compañía de los representantes de Cruz Roja y de Cáritas en las tres diócesis que intervienen en los municipios de la provincia.

 

Según han explicado Iglesias y el presidente de Cruz Roja, Jesús Juanes, este canal de cooperación es “pionero” en Castilla y León y permitirá que el resto de entidades conozcan las tareas desempeñadas por el resto con el propósito de evitar duplicidades y que haya personas que se queden sin apoyo.

 

En principio, más allá de las actuaciones que independientemente desempeñen cada organismo, la idea es que la primera toma de contacto de las personas necesitadas sea con los Centros de Acción Social de la Diputación y que, una vez conocidos los casos, los profesionales de estos centros deriven las actuaciones a Cruz Roja o Cáritas, dependiendo de diversos factores como las necesidades concretar del beneficiario o el lugar en el que reside.

 

El presidente de la Diputación ha indicado que la Administración contempla 310.000 euros para ayudar a las personas que necesiten este tipo de ayudas concretas y urgentes. Del total de la cantidad, 250.000 los gestionará directamente la institución y los otros 60.000 a través de las organizaciones sin ánimo de lucro.