DIPUTACIÓN DE SALAMANCA. La Salina concede 300.000 euros a Santa Marta, Guijuelo y Vitigudino

Polémico decreto. La medida otorga una subvención a estos municipios para hacer obras consideradas urgentes. Promesa de la presidenta. El PSOE reclama que todos los pueblos reciban estas subvenciones
lorena lago
La Diputación de Salamanca aprobó en la mañana de ayer un decreto de Presidencia gracias al cual los municipios de Santa Marta de Tormes, Guijuelo y Vitigudino obtendrán una subvención de casi 300.000 euros para acometer diferentes proyectos, una propuesta que ha salido adelante con el voto a favor del Grupo Popular, puesto que el Grupo Socialista se mostró abiertamente en contra.

La cuantía que se concede a estos tres municipios otorga a Guijuelo 90.000 euros para acometer la obra de la carretera 630, un tramo que se extiende a lo largo de 300 metros de longitud y que es una travesía con la que el municipio conecta directamente con Campillo. En el caso concreto de Santa Marta la subvención, también de 90.000 euros, se refiere a la construcción de una pasarela peatonal que unirá este municipio con Salamanca y cuya necesidad urge, según confirma el decreto, por la seguridad de los peatones. En última instancia, Vitigudino consigue 94.500 euros para financiar el derribo de la actual Casa Consistorial y para la construcción de los nuevos juzgados.

Una medida que no gustó en absoluto a los socialistas.Su portavoz, Toribio Plaza, acusó al equipo de Gobierno de “falta de discrecionalidad”. El diputado socialista dijo apoyar “la demanda de los municipios que de verdad tienen necesidades pero no nos gusta en absoluto que la presidenta se permita el lujo de dar 300.000 euros con la que está cayendo. Es absolutamente de vergüenza y más de uno se le debiera poner la cara colorada”. Así, Plaza justificó su rechazo a dos de estas concesiones, principalmente la de Vitigudino, localidad por la que también es concejal alegando que “lo que ustedes no están contando es una mentira. Los gastos de derribo del Ayuntamiento no tienen nada que ver con los de los juzgados porque son dos parcelas diferentes, además esto último no atañe a la Junta, como se ha dicho, puesto que esta Administración no tiene las competencias transferidas”.

Unas duras críticas a las que quiso responder el diputado de Economía y Hacienda, Avelino Pérez, justificando concretamente esta última subvención ya que “hay unos plazos que hacen que sea necesaria y urgente esta obra que, por otro lado, no creo que haga falta recordar aquí se propició cuando usted era alcalde de ese municipio”.

El portavoz socialista contraatacó preguntando al diputado de Economía y Hacienda “díganos si esta subvención es para el juzgado, y que conste en acta, o si nos está mintiendo porque si no nos está mintiendo es que usted está siendo engañado porque créame que esto no es así”. Y cambiando de tercio, aunque en la misma línea, Toribio Plaza quiso recordar al diputado provincial “¿me va a decir que les concede casi 300.000 euros a éstos y permite que haya municipios con graves problemas como la falta de agua? No sé cómo los alcaldes no vienen aquí a correrlos a gorrazos después de esto”.

Esta sentencia fue lo que más ofendió a Pérez, que contrarrestó el ataque señalando “las obras en estos pueblos afectan a muchos vecinos”, achacando por otro lado a las limitaciones presupuestarias de la Diputación la imposibilidad de llegar a todos los municipios con estas ayudas.

Subvenciones que no llegan
En otro orden de cosas, Plaza recordó al equipo de Gobierno que no ha cumplido con lo establecido con los ayuntamientos pues, como afirmó, “a día de hoy hay muchos que aún no han obtenido su esperada ayuda, que asciende a 3,1 millones de euros”.

La afirmación fue reprobada por Avelino Pérez, quien señaló que “los ayuntamientos que no tienen las ayudas es porque no han cumplido los plazos, aunque es cierto que hay muchos que han presentado la documentación y que no han recibido la ayuda porque esa documentación hay que revisarla”.