Digestión y baño... ¿Compatibles?

El humor de Álvaro