Difunden una imagen del agresor africano para alertar a la población

Imagen del agresor senegalés difundida por los vecinos de Salamanca (Foto cedida por http://m.clubdelperro-ensalamanca.es/)

Desde el pasado mes de septiembre, al delincuente habitual de 44 años, se le ha detenido por dar una patada a un perro, tratar de estrangular a un bebé y dar un puñetazo en la cara a una joven, siempre por la zona del cementerio y la estación de autobuses.

Los vecinos de la zona del cementerio en la capital salmantina se han visto sorprendidos desde el pasado mes de septiembre por varios sucesos de carácter violento e inesperado protagonizados por un hombre de raza negra y 44 años al que le costan 30 antecedentes.

 

Este individuo ha sido reconocido por la zona del cementerio y el parque de Valdehondo de Salamanca y varios vecinos han hecho circular por las redes sociales una imagen suya para alertar a la población de su presencia en las calles salmantinas.

 

El delincuente es conocido ampliamente por la Policía por su comportamiento extremadamente violento en numerosas ocasiones, en las que agrede de manera sorpresiva e injustificada a personas a las que encuentra en la vía pública.

 

De este modo, fue detenido en septiembre de 2013 por daños y tentativa de homicidio, cuando pretendió estrangular a un bebé que paseaban sus padres en un carrito con unos cordones de zapato, y en diciembre de 2013, cuando agredió a puñetazos a dos mujeres, madre e hija y propinó varias patadas al perro que paseaban por la Avenida de Filiberto Villalobos.

 

La última ocasión en la que se le ha detenido fue la pasada semana -el día 9- cuando, sin mediar discusión alguna, propinó un puñetazo a una joven en la avenida Filiberto Villalobos, junto a la Escuela de Idiomas, por  lo que precisó asistencia hospitalaria. Los funcionarios pudieron constatar que, "de manera absolutamente sorpresiva, sin mediar discusión ni motivo alguno", un individuo se acercó a la joven y le propinó un "fuerte" puñetazo en la cara.

 

Al agresor africano le constan 30 detenciones anteriores en distintas provincias, en las que ha utilizado once identidades diferentes de países como Somalia, Senegal y Nigeria. Actualmente se encuentra en España en situación irregular y tiene decretada la expulsión por la Subdelegación del Gobierno de Alicante.