Diez puntos en diez jornadas, el reto que Cano se marca, por ahora

Pese estar en los puestos de cabeza desde que comenzó la temporada y casi siempre en situación de promoción, en el vestuario del Salamanca se sigue pensando en la salvación como principal objetivo de la temporad. Las cuentas se hacen pensando en ello, por lo que cumplido el primer tercio de competición y con 20 puntos en su casillero, el técnico del equipo marca los 30 como reto al finalizar la primera vuelta.
Teresa Sánchez

Faltan diez jornadas para que eso suceda, de forma que si las cuentas del entrenador son buenas al Salamanca le bastaría con sumar un punto por partido para estar en situación de garantizar la permanencia con una segunda vuelta más o menos regualar.

Sería una cifra bastante acertada si nos atenemos a los puntos que garantizaban la continuidad en Segunda División la temporada pasada cuando, una vez alcanzado el final de la primera vuelta con 21 encuentros disputados, el equipo que marcaba la permancia era el Girona con 23 puntos –tan sólo tres más de los que ahora mismo suma el Salamanca–.

Si el equipo es capaz de mantener el promedio que viene marcando hasta ahora es más que probable que se cumpla el objetivo señalado por Cano tras el duelo ante el Albacete puesto que con 20 puntos en 11 encuentros está cerca de los dos puntos por encuentro y hay que recordar que hasta que finalice esta primera vuelta hay 30 por disputar.

La pasada temporada, a estas alturas, el equipo entonces dirigido por Juan Carlos Oliva tenía en su casillero 16 puntos, mientras que alcanzó la jornada 21 con 28 puntos –a dos de los 30 que ahora apunta el actual entrenador–. En esa temporada 2008-2009 el equipo salmantino falló en la segunda vuelta mientras que la mayoría de los rivales que tenía por debajo comenzaron a sumar y por ello el equipo se vio en apuros hasta la última jornada de Liga. Por eso, y por lo que pudiera pasar, si suma 30, bien, pero si consigue ir más allá, mucho mejor.