Diez detenidos por prostituir a mujeres en casas de citas y burdeles, a los que mandaban 'books' de las chicas

Cifuentes
La Policía ha intervenido gran cantidad de material fotográfico de contenido altamente erótico así como octavillas y anotaciones de casas


MADRID/BURGOS, 21 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal y han detenido a diez personas dedicadas a la trata de mujeres nigerianas con fines de explotación sexual en casas de citas y clubes de alterne, a los que enviaban 'books' de las víctimas, ha informado este martes la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y el inspector Miguel Ángel Iglesias en rueda de prensa.

Dicha organización estaba formada mayoritariamente también por ciudadanos nigerianos (seis mujeres y cuatro hombres) y, hasta el momento han sido detenidas ocho personas en Madrid, una en Burgos y otra en Ibiza. Además, han sido liberadas cuatro víctimas en las provincias de Bilbao (2), Burgos y Málaga. La base de operaciones de esta banda estaba en Leganés.

La presente investigación se originó a raíz de otra operación contra una organización de origen nigeriano, igualmente dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Ese dispositivo, desarrollado el pasado mes de junio, se saldó con el arresto de los máximos responsables, tanto en nuestro país como en Francia, y la liberación de nueve mujeres.

Una de las mujeres detenidas era amiga de la cabecilla de la presente organización criminal, una mujer búlgara que ejercía un control férrero sobre las chicas. En un principio, a raíz de la desarticulación de la banda paralela, tomaron medidas de protección como el cambio de teléfonso móviles y contravigilancia, pero con el paso de las semanas se fueron relajando.

En la investigación, los agentes descubrieron que los proxenetas buscaban a sus víctimas en diferentes casas de citas o clubes de alterne, evitando así que las mismas ejerciesen la prostitución en la vía pública, ya que temían que la Policía pudiera identificarlas en la calle. Previamente les realizaban 'books' eróticos con fotografías de alta calidad en los que las víctimas posaban semidesnudas y posteriormente eran enviados a los dueños o responsables de los burdeles.

Además, y en función de la temporada, las mujeres eran trasladadas de una ciudad a otra. Así, en los meses estivales eran llevadas a Ibiza y una vez finalizado el verano las trasladaban al norte de España.

Como todo este tipo de organizaciones criminales, las continuas amenazas tanto a las víctimas como a sus familiares en los países de origen eran habituales. De hecho, las coaccionaban mediante amenazas de practicarles vudú a ellas y sus familias.

Los explotadores obligaban a ejercer la prostitución hasta poder subsanar el pago de la deuda contraída, que en ocasiones podía ascender a los 50.000 euros. Las víctimas pasaban a sus 'madame' entre 300 y 500 euros a la semana por los servicios que realizaban.

Hasta el momento han sido detenidas diez personas, aunque la operación sigue abierta. Igualmente han sido liberadas cuatro mujeres. Una de ellas es testigo protegido de la Policía. En la actualidad, cinco de los detenidos, los de menor rango en la organización criminal, están en libertad a la espera de juicio y el resto en prisión provisional.

CÓMO ESTABAN ORGANIZADOS

La organización desmantelada estaba organizada en varios eslabones: los que trasladaban a las chicas desde Nigeria a España, utilizando incluso pasaportes falsos; los que negocian su paso a casas de citas y a clubes de alterne; los controladores en las zonas de prostitución; y las personas que se encargaban de regularizar la situación de estas mujeres en España. Sólo uno de los arrestados tenía un antecedente por un delito similar hace cinco años y otro antecedentes por pequeñas estafas y por Extranjería.

En los registros efectuados han sido intervenidos valiosos documentos y efectos que evidencian la dependencia de las víctimas de sus tratantes, así como documentación para regularizar las situaciones administrativas de las mujeres de forma fraudulenta, 'books' de las mismas, fotografías de sus familiares y dinero en efectivo.

La Policía también ha requisado 6.000 euros metidos en una caja, que era la recaudación del último mes de las chicas. En el mes de septiembre también localizaron otros 14.000 euros de un miembro de la banda que les estaba llevando desde el aeropuerto a Nigeria como método de blanqueo de los ingresos provenientes de la prostitución.

La intervención ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con la colaboración de agentes de las Brigadas de Extranjería y Fronteras de Ibiza, Burgos, Málaga y Vizcaya.

Según ha detallado la delegada del Gobierno, en lo que va de año se han desarrollado diez grandes operaciones policiales de este tipo, que han terminado con 31 detenidos y 24 víctimas liberadas, dos de ellas menores de edad. "La trata es un delito repugnante porque se vale de mujeres especialmente vulnerables, con una situación de completa indefensión, se les engaña y es un delito que atenta de manera directa contra la mujer", ha agregado.

PLAN POLICIAL CONTRA LA TRATA

La Policía Nacional presentó el pasado año el 'Plan Policial contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual', con la puesta en marcha de una campaña en la que se difundieron dos vídeos que informaban de las distintas vías habilitadas para canalizar tanto la colaboración ciudadana, como la denuncia de las víctimas.

Estas vías ofertadas son el teléfono gratuito -900.10.50.90- atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, y el correo electrónico trata@policia.es.

Ambos medios preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, este Plan creó también un espacio propio dentro de la página web oficial de la Policía Nacional: www.policia.es/trata que sirve de canal adicional de información sobre este delito.