Diego Torres se niega a declarar sobre las presuntas irregularidades de Nóos

Este imputado ha abierto paso a la nutrida ronda de comparecencias previstas en los próximos meses sobre estos hechos

Diego Torres, exgerente del Instituto Nóos y exsocio del Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, se ha acogido a su derecho de no declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ante quien ha comparecido en el marco de la pieza del caso Palma Arena que investiga las presuntas irregularidades cometidas a través de la entidad cuando ambos estaban al frente de ésta.

El imputado, defendido por el abogado Manuel González Peeters, ha abierto paso a la nutrida ronda de comparecencias previstas en los próximos meses sobre estos hechos, y tras la suya está fijada la declaración de su mujer Ana María Tejeiro, los también encausados Marco Antonio y Miguel Tejeiro y el asesor jurídico Salvador Trinxet, quien presuntamente ayudó a urdir una red de evasión fiscal internacional de los ingresos obtenidos por Nóos.

Tras más de dos años de investigaciones, abiertas a raíz de la supuesta defraudación de parte de los 2,3 millones que el Govern balear abonó a la entidad para la celebración de dos foros sobre turismo y deporte, de la que afloró un rosario de supuestas irregularidades en la gestión del Instituto y que culminó con la imputación de Urdangarin, la instrucción de la causa se intensificará desde este sábado con las numerosas declaraciones fijadas a lo largo de los próximos meses, cuyo plato fuerte será la deposición del Duque de Palma el próximo 25 de febrero.