Diego considera injustificable la reducción del Gobierno para la Cooperación Internacional

La portavoz del PSOE en el Senado destaca el papel protagonista de España en esta materia, apuesta por la cooperación descentralizada y asegura que la crisis no puede ser el argumento para justificar un recorte de tal magnitud
La portavoz del PSOE en Cooperación Internacional para el Desarrollo en el Senado, Elena Diego, ha criticado esta tarde la drástica reducción del presupuesto en materia de cooperación y ha afirmado que estos “recortes son un hachazo a la cooperación” que pone en peligro el modelo anterior, con el que se habían logrado grandes avances en los últimos años.

Diego, senadora por Salamanca, se ha referido en estos términos durante la comparecencia del Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Jose Manuel García-Margallo, en la comisión correspondiente de la Cámara Alta. La parlamentaria del PSOE ha puesto en duda que sean unos recortes inevitables, como mantiene el Ejecutivo y ha afirmado que “si bien se deben priorizar las inversiones en tiempos de crisis, el Gobierno ha dejado claro que no considera la cooperación algo tan importante”.

En este punto, ha indicado que otros países inmersos en periodos de crisis como Reino Unido, Inglaterra, Francia o Portugal han mantenido su presupuesto destinado a esta materia y ha subrayado que la crisis no puede ser el argumento para justificar un recorte de tal magnitud. Además, ha insistido en que la cooperación debe seguir siendo una política pública necesaria de Estado.

A continuación, ha interpelado al Ministro “cuánto menos significa para el Gobierno hoy la pobreza” y ha recordado que “España ha sido durante los últimos años un país precursor y protagonista en materia de cooperación y que los mismos ciudadanos han demostrado que son solidarios y quieren que sus impuestos se destinen a este cometido”.

También ha mostrado su preocupación por el discurso mantenido por el PP basado en la confusión y el miedo que han generado un descrédito para la cooperación y un cierto desapego hacia este tipo de políticas.

En otro orden de cosas, ha señalado la necesidad de alcanzar los objetivos de Desarrollo del Milenio del año 2015 y ha apostado por mantener el Pacto de Estado de España contra la pobreza, una cuestión clave para seguir trabajando en este ámbito.

La senadora salmantina también ha destacado el ejemplo del IV Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda, celebrado en Busan (Corea del Sur) en el que se incidió en asuntos como la transparencia y la rendición de cuentas, la necesidad de enfocar la ayuda a resultados, la importancia creciente de los nuevos donantes, de la ayuda no oficial, de la sociedad civil y de la empresa privada y el énfasis en la igualdad de género, que ha sido una de las señas de identidad de la política socialista en nuestro país en los últimos años.

También ha remarcado la importancia de la cooperación descentralizada y la necesidad del papel activo de los gobiernos locales. En este sentido, ha puesto sobre la mesa el descenso de las ayudas de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos desde la llegada al poder del Partido Popular. “Resulta evidente, ha reseñado, la diferencia entre el compromiso del PSOE y del PP en esta materia”.

Por último, se ha hecho eco de la afirmación de la Coordinadora de ONGs que sostiene que “la cooperación al desarrollo no es un lujo para tiempos de bonanza, sino una responsabilidad ética y una política pública que debe ser plenamente garantizada”. Elena Diego ha añadido que “más aún, es un acto de justicia y una herramienta fundamental frente a la forma en que la crisis está incidiendo en los países más pobres”.

La senadora Diego ha concluido apuntando que la disminución tan drástica del presupuesto para la cooperación al desarrollo del Gobierno y de todas las partidas que tengan que ver con el bienestar y la protección social crearán más injusticia, desventaja y vulnerabilidad en millones de personas y en nuestro país se manifestará en un aumento de la pobreza”.