Diagnosticado con una lesión cerebral por sacudir la cabeza escuchando 'heavy metal'

Un equipo de la Escuela de Medicina de Hannover, en Alemania, han descrito en el último número de la revista 'The Lancet' el caso de un paciente que desarrolló un hematoma subdiral crónico en el cerebro tras acudir a un concierto del grupo de 'heavy metal' Motörhead y mover en exceso la cabeza al ritmo de la música.

El paciente, de 50 años, fue atendido en el departamento de Neurocirugía de este centro sanitario en enero del año pasado aquejado de llevar dos semanas con un dolor de cabeza cada vez peor.

 

Al realizarle una tomografía computarizada craneal se detectó un hematoma subdural crónico en el lado derecho de su cerebro, y los cirujanos tuvieron que recurrir a la cirugía para extraer el coágulo y conseguir aliviar el dolor.

 

Sin embargo, su historial médico no advertía de ningún problema previo y el paciente aseguraba no haber sufrido ningún golpe o traumatismo, por lo que la única causa posible era que un mes antes había estado en un concierto del grupo Motörhead, bailando y moviendo la cabeza de forma constante, algo habitual entre los seguidores de este estilo musical.

 

El cabeceo o movimiento violento de la cabeza al ritmo de la música suele considerarse inofensivo, y hasta el momento las únicos problemas asociados eran traumatismo cervical, disección de la arteria carótida o fracturas dentales, por lo que sería el primer caso de un hematoma cerebral crónico.

 

"A pesar de que sólo hay unos pocos casos documentados de hematomas subdurales, la incidencia puede ser mayor debido a que los síntomas de este tipo de lesión cerebral son a menudo clínicamente silente o sólo causan dolor de cabeza leve que desaparece de forma espontánea", ha explicado Ariyas Pirayesh Islamian, autor del artículo.

 

No obstante, para este experto el caso es una muestra del potencial peligro que puede tener para los amantes de la música 'heavy' mover en exceso la cabeza.