Día de fiesta, compromiso y retos en Castilla y León

 
No hay mejor fiesta territorial que aquella que reconoce los valores y el esfuerzo de los hombres y mujeres que viven y luchan por su tierra, y lo hacen con honradez, trabajo y compromiso. Por eso hoy es un día importante para Castilla y León y también para Salamanca, porque esta ciudad acoge la entrega de los galardones regionales y lo hace además con dos salmantinos protagonistas de excepción: Santiago Martín El Viti y Vicente del Bosque, dos personas serias en su trabajo, generosas, agradecidas y defensoras del sentido común y del buen hacer. Pero no cumpliríamos con nuestra obligación si nos quedáramos sólo en la fiesta y en el reconocimiento y nos olvidáramos de los problemas y de los retos que debe afrontar esta Comunidad desde mañana mismo. Con disparidad de opiniones, con aportaciones de todos, con ideas de todos, pero con un mismo objetivo, el interés general y la creación de riqueza y oportunidades. Debe prevalecer ese diálogo social que nos caracteriza, pero también deben ponerse en marcha medidas efectivas, creativas e innovadoras contra el desempleo; hay que seguir luchando contra la despoblación y los desequilibrios territoriales, no con provincianismos, pero sí con justicia y pegados a la realidad social. Hay que realizar un esfuerzo añadido por el sector agrario, en “situación crítica”, como bien dice el manifiesto de Villalar, y entender y recuperar estos recursos como el gran motor económico que son para esta tierra. Hoy es un día importante para Castilla y León, pero mañana puede serlo todavía más si nos lo creemos.