Di Maria 'raja': "No sé cuánto aguantará Cristiano en el Real Madrid"

"Entré diez minutos con el Atlético y después Íker y Sergio Ramos me dijeron que nunca eschucharon un ovación tan grande. La gente estaba conmigo a muerte".

El extremo del Manchester United Ángel Di María ha asegurado que "nunca" se quiso ir del Real Madrid y que si lo hizo fue porque uno debe "irse a otro lado cuando no le quieren", ha revelado que el club blanco mandó supuestamente una carta a la AFA para impedir que jugase la final del Mundial y ha asegurado que no sabe cuánto tiempo va a "aguantar" Cristiano Ronaldo en la entidad madridista.

  

"Nunca dije que me quería ir del Madrid. Jamás lo quise. Uno tiene que irse a otro lado cuando no le quieren", señaló en una entrevista al programa 'America & Closs' de Radio América, donde desmintió que solicitase cobrar lo mismo que Cristiano Ronaldo. "Se ve que habló con otra persona -Florentino Pérez-. Ni idea a quién le habrá dado esa oferta. No tengo mucha relación con él. Cuando renové mi contrato tampoco estuvo", indicó.

  

"Para poder ganar lo que gana Cristiano tendría que haber salido el mejor jugador de Mundial o ganar el Balón de Oro", señaló, confesando el apoyo que siempre le dio el portugués. "Siempre estuvo de mi lado. No sé cuánto va a aguantar en el Madrid", afirmó.

  

El 'Fideo' contó además el incidente acaecido el día de la final del Mundial ante Alemania. "Hubo una carta del Madrid que llegó a las once de la mañana del día del partido mientras me estaba tratando con el kinesiólogo para estar lo mejor posible para la final. Así como me la dieron, la rompí. Me daba igual", apuntó.

  

"Hablé con Alejandro (Sabella) y era decisión de él. Tampoco quería presionar. Sabía que podía dejar al equipo a los 15 minutos y tener que perder un cambio. No quería eso. Sufrí mucho. Creo que fue lo peor que me pudo pasar en la vida. Llegar a la final es lo máximo y dos seguidas va a ser muy difícil", explicó.

  

Di María aseguró también que siempre notó el cariño de la afición del Real Madrid. "Con la gente tuve la mejor relación, siempre la tuve de mi lado. Entré diez minutos con el Atlético y después Iker y Sergio Ramos me dijeron que nunca eschucharon un ovación tan grande. La gente estaba conmigo a muerte", concluyó.