Devuelven 500 entradas en las taquillas de La Glorieta

La lluvia y la baja de Talavante provocan que los aficionados taurinos se lo piensen dos veces antes de disfrutar de la corrida de El Juli, Perera y Castella.

La Feria Taurina de Salamanca no está saliendo como seguramente le gustaría a la Casa Chopera. Ni las figuras, ni los toros y mucho menos el tiempo están acompañando.

 

Hoy es una de las corridas estrella, El Juli, Perera y Castella lidiarán toros de la ganadería de Garcigrande y Domingo Hernández. Pero a la gente le ha asustado la lluvia y el frío, y son ya al menos 500 personas las que se han pasado por las taquillas para devolver su entrada.

 

Todo un fiasco el que se lleva la organización de esta feria que parecía haber levantado una feria 'penosa' ayer, con la actuación de Juan del Álamo en La Glorieta. La caída del cartel de Talavante, al que sustituye Castella, puede ser otra de las razones de la devolución de dichas entradas.