Detienen a una banda que ha llegado a robar 100.000 kilogramos de limones

Un coche cargado de limones robados

La Benemérita estima que podrían haber sustraído más de 100.000 kilos de cítricos en el Valle del Guadalentín. , de los que se han conseguido recuperar cuatro toneladas.

La operación 'Lemon Free' se ha saldado con la detención de 22 individuos, todos ellos de nacionalidad rumana y dos españoles, con edades comprendidas entre los 18 y los 52 años, residentes en el municipio almeriense de Roquetas de Mar, a los que se les imputa la presunta autoría de 33 robos y hurtos en fincas de limones.

 

El Equipo ROCA (equipo de lucha contra el Robo en el Campo) de la Guardia Civil inició la operación para investigar diversos delitos de robo con fuerza y hurto en fincas de cultivo de cítricos de los municipios de Alhama de Murcia, Librilla, Totana, Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras, de las que llegaron a sustraer 100 toneladas de limones, unos hechos que habían generado cierta alarma social en el sector agrícola de la zona.

 

Los investigadores constataron que se trataba indistintamente de robos con fuerza y hurtos en explotaciones agrícolas dedicadas al cultivo de limones y que, tras su autoría, se encontraba un nutrido grupo de personas con residencia en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, desde donde se desplazaban hasta Murcia para delinquir.

 

Su actividad delictiva se iniciaba con un estudio previo de las fincas objeto de asalto, basado en discretas vigilancias sobre los horarios de trabajo y fijación de vías de escape.



Una vez que seleccionaban uno o varios objetivos, y establecido el horario de actuación, se desplazaban de nuevo con varios vehículos de alquiler, generalmente furgonetas y turismos, sustraían los limones y regresaban a su domicilio en Almería. En los desplazamientos usaban las furgonetas para transportar la fruta y los turismos a modo de 'lanzadera' para detectar con antelación los controles policiales y así poder eludirlos.