Detienen a un hombre por amenazar de muerte a su mujer y golpear a su hijo

Ciudad Rodrigo. El arrestado empleó un palo para la agresión. Serradilla del Arroyo. Prisión para el acusado de quemar una casa que compartía con su ex
E.G.

Tan sólo un día después de la última detención, la Guardia Civil ha arrestado en Ciudad Rodrigo a otro hombre acusado de un delito de violencia de género. Presuntamente, el arrestado golpeó a su hijo y amenazó de muerte a su pareja sentimental.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo al lunes, en una vivienda ubicada en la plaza El Toral, en el barrio de El Puente, en la localidad de Ciudad Rodrigo.

Tras recibir el aviso de que se estaba produciendo una pelea en un domicilio, hasta el lugar se trasladaron agentes de la Guardia Civil. Una vez en el domicilio, detuvieron al presunto agresor, un hombre de 45 años, cuya identidad responde a las iniciales E. M. C. Presuntamente, en un momento de la discusión, el arrestado llegó a golpear a su hijo de 29 años con un palo en la espalda. Además, supuestamente, llegó a amenazar de muerte a su pareja, según informó la agencia Efe. La Guardia Civil trasladó al joven hasta el centro de salud de Ciudad Rodrigo para recibir asistencia médica. Mientras, la mujer de 37 años prestó declaración en el cuartel de la Guardia Civil del municipio para denunciar los presuntos insultos y amenazas de muerte.

Por otra parte, el juez de guardia ordenó en la tarde de ayer el ingreso en prisión sin fianza para S. G. R., el hombre detenido el pasado domingo en Monsagro, localidad donde reside, acusado de un delito de amenazas en el ámbito familiar.

El pasado sábado apareció la vivienda, propiedad de la víctima y del arrestado, incendiada. La casa, ubicada en la calle Salas Pombo en el municipio de Serradilla del Arroyo, quedó arrasada por las llamas y fue necesaria la intervención de varias dotaciones de Bomberos.

El arresto se produjo después de que un testigo advirtiera a la Guardia Civil de que había visto al arrestado en las inmediaciones de la vivienda minutos antes del indendio.

El arrestado tenía desde hace varios meses una orden de alejamiento a cien metros de la víctima. Según explicó a Efe la denunciante, hace un mes tuvo que interponer una denuncia contra este hombre, alegando que había entrado en la casa y había destrozado paredes, puertas y todo tipo de mobiliario. El hombre fue condenado hace aproximadamente dos años con pena de cárcel y trabajos sociales en beneficio de la comunidad, por un delito de maltrato físico.