Detienen a un conductor de 23 años que transportaba cocaína en el vehículo

Guijuelo. Los agentes de la Guardia Civil se incautaron durante la inspección del turismo de cinco bolsas con 15,20 gramos de sustancias estupefacientes
E.G.

Agentes de la Guardia Civil detuvieron en la madrugada del lunes al martes a un conductor tras comprobar que transportaba en el turismo 15,20 gramos de cocaína, según informó el portavoz de la Guardia Civil.

Los hechos ocurrieron en torno a las 00.30 horas, en el kilómetro 388,300, en la nacional 630, a la altura del término municipal de Guijuelo. En el lugar, los agentes de la Guardia Civil de Béjar, que habían instalado un control, comprobaron que el conductor de un turismo, marca Ford Mondeo, se mostraba nervioso ante la presencia de los agentes, por lo que le dieron el alto para proceder a su identificación.

Durante el cacheo superficial que realizaron en el interior del turismo hallaron en la parte delantera derecha dos bolsas con una sustancia, que resultó ser cocaína. Tras realizar una inspección más exhaustiva, encontraron debajo del equipo de música otras tres bolsas. En total, los agentes se incautaron de 15,20 gramos de sustancias estupefacientes, por lo que procedieron a la detención del conductor, acusado de un delito contra la salud por tráfico de drogas. Se trata de un joven, de nacional rumana y de iniciales S. Ch., de 23 años de edad.

La Nacional 630 ha sido una de las carreteras secundarias más utilizadas para el traslado de sustancias desde el sur del país hasta el norte. En abril, la Guardia Civil detuvo en la N-630, en Santa Marta de Tormes a un hombre de 32 años tras incautarle debajo del cinturón una bolsa con 25 bellotas de hachís, que arrojaron un peso de 250 gramos. También, el 20 de marzo, en la glorieta de la SA-20, en la CL-512, término municipal de Aldeatejada, la Guardia Civil arrestó a un conductor de 43 años, procedente de San Sebastián, tras encontrar en el respaldo de los asientos traseros nueve pastillas de hachís, que arrojaron un peso de 900 gramos. A primeros de marzo, la Benemérita detuvo en el Montalvo II a dos hombres de 32 años cuando transportaban en un vehículo 99 bellotas de hachís, que arrojaban un peso de un kilo.