Detienen a tres colombianos en San Justo tras una reyerta con navajas

Zona de la Plaza de San Justo en la capital salmantina

Además, agredieron a los agentes y les amenazaron de muerte. Un joven resultó herido en la pierna y el abdomen.

Policías locales de Salamanca han detenido hoy a tres jóvenes colombianos, todos ellos mayores de edad, tras una reyerta que se inició a las cinco y media de esta mañana en la calle San Justo de la capital salmantina en un operativo en el que han intervenido hasta doce policías municipales. Dos de los detenidos agredieron, además, a los policías y el tercero les amenazó varias veces de muerte.

 

La Policía Local, a través de los Servicios de Emergencias del 112, fue alertada de una reyerta entre varias personas con armas blancas y botellas rotas en la calle San Justo con Patio de Comedias.

 

Tras detectar la presencia policial, los implicados en la reyerta intentaron abandonar precipitadamente el lugar, pero fueron interceptados por los policías locales que observaron como todos ellos se encontraban ensangrentados.

 

Los detenidos, por ser identificados como agresores en la reyerta, son C.A.B.T, de 20 años de edad, nacionalidad colombiana y con permiso de residencia; D.L.S.O, de 24 años de edad, nacionalidad colombiana y con permiso de residencia; y L.A.L.V, de 19 años de edad y también nacido en Colombia.

 

Una vez en las dependencias policiales, se solicitó asistencia médica para uno de los detenidos, C.A.B.T, que presentaba una herida en el pezón derecho, por corte de navaja, y magulladuras en la cara. Sin embargo, rechazó la asistencia médica y, cuando era conducido por el pasillo a los calabozos, propinó una patada a un extintor, rompiendo el soporte que le sujetaba a la pared, además de lanzar otra patada a una puerta. Antes de llegar a los calabozos, empezó a insultar reiteradamente a los policías locales y les amenazó varias veces de muerte.

 

Por otra parte, el también detenido L.A.L.V, que fue identificado por la víctima, J.I.S, natural de Salamanca y de 25 años de edad,  reaccionó de forma violenta propinando a un policía local un fuerte manotazo en el cuello, por lo que tuvo que ser inmovilizado. Cuando el detenido, L.A.L.V, llegó a las dependencias policiales se observó que presentaba un pinchazo en la rodilla derecha, por lo que fue desplazado al hospital Clínico.

 

Por otra parte, el tercer detenido, D.L.S.O, reaccionó también de forma agresiva arremetiendo a golpes y manotazos contra otro policía local, teniendo que ser reducido con la fuerza mínima imprescindible. Como consecuencia de su agresión, rompió el pantalón del policía en la pierna derecha.

 

La víctima, J.I.S, explicó que, tras iniciarse la reyerta trató de separar a sus protagonistas, siendo agredido por lo que presentaba cortes en el cuero cabelludo, torso, brazo y hombro, lesiones producidas por los detenidos. J.I.S fue desplazado al hospital Virgen Vega por la dotación del SACYL, 112, para ser atendido de sus lesiones.