Detenidos tres trabajadores por robar prendas en la empresa donde trabajan

Productos robados

Agentes de la Policía Nacional de Burgos han detenido a C.F.P, de 55 años; V.S.V, de 30, y O.P.C, de 32 años, por un presunto delito de robo de material textil de la empresa en la que trabajaban, según han informado fuentes policiales.

Recientemente se había recibido denuncia por parte del dueño de una empresa de Burgos que encontró unos paquetes con género de fabricación dispuesto para la venta y que se encontraban "extrañamente" apilados dentro de la nave, junto a una puerta, y que encontró el día que regresó al turno de tarde mucho antes de lo que hace normalmente.

 

Por ello se revisaron las videograbaciones del sistema de seguridad con que cuentan las instalaciones y se comprobó la presencia dentro de la empresa de uno de sus trabajadores, en horario en que la planta permanece cerrada al mediodía, el cual había acudido con su
furgoneta y se disponía a cargar la mercancía apilada.

 

No obstante, este trabajador "extrañamente" abandonó de súbito su intención y se fue rápidamente del lugar.

 

Las investigaciones llevadas a cabo han permitido comprobar que el trabajador, avisado por alguien de la llegada del jefe, salió velozmente con su furgoneta para evitar ser sorprendido en plena acción. La alerta se la dio por teléfono otro trabajador de la empresa, que vigilaba la salida del dueño de su domicilio, al que había acudido para almorzar.

 

Las investigaciones han permitido conocer que un tercer trabajador se servía de la llave de la que dispone para acceder a la nave y que también ha venido realizando robos de mercancía mediante el mismo procedimiento.

 

La Policía ha recuperado parte del género sustraído  que se encontraba en posesión de dos de los trabajadores detenidos y que la tenían guardada en sus domicilios y en locales.

 

Al parecer, otra parte de lo sustraído ha sido colocada en los circuitos ilegales de comercialización o mercado negro. La mercancía recuperada le ha sido devuelta a su legítimo propietario, que la ha valorado en 15.000 euros.