Detenidos tres miembros de un clan familiar que vendían droga en su casa del barrio Pizarrales

Droga, dinero y material intervenido

Durante el registro del domicilio se incautaron diferentes sustancias estupefacientes, dinero, material para poder drogarse, además de una habitación para uso de los drogodependientes.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, dos mujeres de 25 y 41 años y un varón de 22, integrantes de un clan familiar y todos ellos con antecedentes, en el transcurso del registro efectuado en un domicilio sito en el número 1 de la calle La Moral, en el que presuntamente se dedicaban a la venta al menudeo de distintas sustancias estupefacientes.

 

Agentes de la UDYCO de esta Comisaría Provincial venían investigando las presuntas actividades desarrolladas por parte de miembros de un clan familiar en el citado domicilio, constatando por las investigaciones que al mismo acudían personas conocidas por su adicción a distintas sustancias estupefacientes, ya que en numerosas ocasiones se la ha identificado, levantado actas de incautación. 

 

Además los agentes habían observado que los ocupantes de la vivienda adoptaban distintas medidas de seguridad, y averiguaron que en el interior de la misma tenían una habitación destinada para que los drogodependientes pudieran consumir las sustancias adquiridas y evitar la intervención a su salida por agentes policiales.

 

En el día de ayer, cumplimentando un mandamiento judicial de entrada y registro se practicó la diligencia, que dio como resultado la detención de las personas referenciadas y la incautación en distintas habitaciones de la vivienda de distintos envoltorios de plástico o papel de aluminio conteniendo diferentes sustancias estupefacientes, teléfonos móviles, una balanza de precisión, dos televisores y otros efectos utilizados para manipular o consumir las sustancias, como un canutillo o una cucharilla quemada.

 

Las sustancias intervenidas son las siguientes: 35,6 gramos de cocaína y 6,1 gramos de heroína, además de un total de 750 euros.

 

Los estupefacientes se han remitido a la Sección de Sanidad de la Subdelegación del gobierno, para el análisis e informe a la autoridad judicial, a cuya disposición serán puestos los detenidos cuando finalice la instrucción del atestado policial.