Detenidos tras robar en el interior de una furgoneta en una garaje de la calle Santa Bárbara

Martillo rompelunas (Archivo)

Un joven de 19 años y un menor, bloqueron la entrada del garaje, rompieron la luna de la furgoneta y se marcharon después de robar en su interior. El rápido aviso de los vecinos pertimió a la Policía Nacional su localización pese a sus intentos por pasar desapercibidos. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos varones, uno de 19 años y el otro menor de edad, como presuntos autores del robo con fuerza de efectos que se encontraban en el interior de una furgoneta estacionada en un garaje sito en el número 63 de la calle Santa Bárbara. Para ello fracturaron el cristal de una de las ventanillas del vehículo.

 

Los agentes acudieron sobre las 00:10 horas de hoy, comisionados por la Sala del 091, tras recibirse llamada de vecinos del inmueble en las que comunicaban que habían escuchado ruidos de la puerta del garaje y habían comprobado que tenía un neumático colocado para impedir su apertura completa, advirtiendo posteriormente que había dos jóvenes en el interior, que huyeron del lugar.

 

Tras examinar los vehículos aparcados comprobaron que una furgoneta tenía una ventanilla fracturada y del interior habían sustraído un reproductor DVD, el mando a distancia y un cable de alimentación para su funcionamiento.

 

Las características aportadas sobre los presuntos autores permitieron que una dotación policial los localizara inmediatamente después en la calle Los Alfareros, huyendo ante la presencia policial y arrojando al suelo lo que resultó ser el DVD sustraído. Tras interceptarles y efectuarles un cacheo de seguridad se incautaron, en una bandolera que portaban, el mando a distancia, el cable de conexión y un martillo, presuntamente utilizado para la fractura de la ventanilla.

 

Una vez en dependencias policiales se comprobó que uno de los detenidos llevaba dos camisetas y el otro dos pantalones puestos, posiblemente para poder cambiarse si eran observados y dificultar su localización por los agentes.

 

Los efectos intervenidos fueron entregados a su propietario en calidad de depósito, para lo que disponga la autoridad judicial, a cuya disposición será puesto el joven mayor de edad detenido, mientras que el menor, siguiendo instrucciones de la Fiscalía de Menores, ha sido entregado en custodia a sus familiares.