Detenidos por simulación de delito

Un hombre gastó 800 euros en copas en un club y denunció que había perdido su tarjeta y que había sido utilizada para realizar compras por 850 euros
Un hombre gastó 800 euros en copas en un club y denunció que había perdido su tarjeta y que había sido utilizada para realizar compras por 850 euros

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en quince días y en distintos puntos de la provincia de Valencia, a catorce personas, diez hombres y cuatro mujeres todos de origen español, como presuntos autores de un delito de simulación de delito, según ha informado este sábado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado. Los arrestos se han producido en Valencia, Gandia, Ontinyent, Xàtiva, Quart de Poblet, Xirivella y Paterna.

Los detenidos, en la mayoría de los casos sin antecedentes policiales, quedaron en libertad después de prestar declaración en dependencias policiales y tras apuntarles la obligación de presentarse en el juzgado cuando fuesen requeridos para ello. La Jefatura Superior de Policía ha precisado que estas detenciones se han llevado a cabo tras fingir ser víctima de delitos, generalmente robos con violencia, hurtos o robos con fuerza supuestamente con la intención de obtener una compensación del seguro.

En estos casos, los agentes averiguaron que en la mayoría de ellos, las denuncias presentadas eran por robos de móviles, generalmente de última generación, cuando en realidad se trataba de hurtos o extravíos o bien que los móviles se habían roto con el fin de cobrar el seguro.

La Policía Nacional ha destacado que los ciudadanos deben saber que simular ser responsables o víctima de una infracción penal y presentar una denuncia falsa en una dependencia policial puede acarrear consecuencias legales graves, como la detención. Así, ha indicado que al formular las pertinentes denuncias, los denunciantes siempre son advertidos de la responsabilidad penal en la que pueden incurrir.

La detención realizada en Valencia se produjo después de que un joven denunciara haber sufrido un robo con violencia, mientras se encontraba con unos amigos en el centro la ciudad, por parte de un grupo de jóvenes que se habían apoderado de sus teléfonos móviles. Posteriormente, la policía descubrió que el denunciante tenía en su poder dos móviles de ilícita procedencia, además de que sus supuestos amigos y también víctimas, no lo eran. Asimismo, constató que hacía años que no se veían y que no habían sufrido un robo con el sospechoso.

Los agentes pudieron recuperar los móviles y entregarlos en un caso a su legítima dueña. En consecuencia, detuvieron al joven denunciante por los presuntos delitos de simulación de delito y receptación.

Por otro lado, otra de las detenciones, también en Valencia, se llevó a cabo después de que un hombre hiciera saber que había extraviado su tarjeta bancaria y que había sido utilizada para realizar compras por un valor de más de 850 euros sin su autorización.

La investigación llevada a cabo por los policías determinó que el extravío no se había producido y constató que el denunciante había ido la madrugada del mismo día del supuesto extravío a un club junto a unos amigos y que pagó con la tarjeta 800 euros en consumiciones. Asimismo, se averiguó que minutos más tarde en un cajero próximo se había realizado una extracción de dinero en efectivo. El denunciante fue detenido por un delito de simulación de delito.

ROBO CON VIOLENCIA

Otra de las detenciones se produjo en Ontinyent (Valencia), después de que una mujer denunciara haber sido víctima de un robo con violencia de un bolso en cuyo interior llevaba 1.000 euros que acababa de sacar de una caja de seguridad de una entidad bancaria cuando se encontraba en el mercadillo de esa localidad.

La policía averiguó que no se ha producido el robo sino que en realidad se trataba de un hurto al descuido, ya que había dejado el bolso colgado en el carrito de su bebé y al mirar un puesto del mercado, se lo habían sustraído. Además, averiguaron que la mujer no tenía ninguna caja de seguridad ni que había sacado 1.000 euros de ninguna entidad bancaria.

Por otro lado, en Gandia se detuvo a un joven que había denunciado haber sido abordado por varias personas que tras agredirle le robaron dinero y cinco gramos de cocaína. Los policías averiguaron que este joven se había peleado con otro en una plaza de la localidad, por lo que dos parejas de policías acudieron al lugar y tras separarlos le incautaron la sustancia estupefaciente.

Igualmente, en Paterna se detuvo a otro joven que había denunciado la sustracción de su vehículo que había dejado perfectamente estacionado y que no estaba cuando fue a por él. Los agentes descubrieron que el coche había sido vendido a una chatarrería de Manises (Valencia)

En Xirivella, por otra parte, se arrestó a un joven que había denunciado ser víctima de la sustracción de su motocicleta. Los policías tras realizar las averiguaciones pertinentes, descubrieron que a mediados de septiembre había vendido la moto y que pasados unos días se había arrepentido y había tratado de recuperarla, incluso, con amenazas al comprador de la moto. Los agentes detuvieron al joven por un presunto delito de simulación de delito.

(EUROPA PRESS COMUNITAT VALENCIANA)