Detenidos dos rumanos cuando escapaban tras robar en una vivienda de la calle Méjico de Salamanca

Se trata de miembros de una banda itinerante que perpetran robos en domicilios de toda España cuando las viviendas están vacías.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, integrantes de un operativo establecido para la prevención de robos en viviendas, han detenido a un varón de 29 años y a una mujer de 21 como presuntos autores de un delito de robo con fuerza que acababan de perpetrar en una vivienda del segundo piso en el número 10 de la calle Méjico.

 

Algunos vecinos del inmueble alertaron telefónicamente momentos antes de que estaban oyendo golpes y sospechaban que podían estar robando en alguna de las viviendas. Los agentes que acudieron efectuaron una requisa del inmueble, observando que una de las puertas del piso segundo se encontraba abierta, con síntomas de forzamiento, mientras otros que permanecían en la puerta del bloque para evitar vías de fuga, interceptaron a una pareja que bajaba precipitadamente por las escaleras portando una bolsa de plástico y un bolso tipo bandolera, conteniendo en su interior billetes y joyas, así como diversos documentos.

 

INTERVENCIÓN DE ÚTILES PARA EL ROBO

 

Los agentes procedieron a su identificación, comprobando que ambos eran de nacionalidad rumana, efectuando un registro de las bolsas que portaban y un cacheo de seguridad en el que, además de los efectos descritos, se intervinieron teléfonos móviles y efectos presuntamente utilizados para la comisión del robo, concretamente destornilladores, llaves, guantes y dos herramientas fabricadas específicamente para la extracción de los bombines de las puertas.

 

También se encontró en su poder el bombín y tornillos de sujeción de la cerradura de la vivienda en que acababan de cometer el robo.

 

PRESUNTOS MIEMBROS DE UN GRUPO ITINERANTE

 

Las investigaciones y gestiones practicadas durante el operativo establecido han permitido considerar que los ilícitos penales pueden ser cometidos por grupos itinerantes de delincuentes provenientes de países del Este de Europa y que los detenidos pueden formar parte de uno de ellos.

 

Estos grupos se desplazan por todo el territorio nacional, siendo su “modus operandi” principal para perpetrar los robos el utilizar instrumentos que permiten extraer los bombines, aprovechando tras comprobaciones previas que los habitantes de la vivienda se encuentran ausentes, apoderándose principalmente de dinero en efectivo y joyas.

 

Entre los efectos intervenidos a los detenidos se encuentra un tubo conteniendo un líquido reactivo para analizar el grado de pureza de las joyas robadas. El producto de los robos lo envían posteriormente y por distintos canales fuera de España, incluso efectuando desplazamientos personales hasta sus países de origen. El análisis de los documentos intervenidos a los detenidos permite certificar los continuos desplazamientos que realizan por todo el territorio español.

 

Los agentes policiales continúan las investigaciones tendentes al total esclarecimiento de los hechos y a la averiguación de la procedencia de los efectos que han sido intervenidos, no descartándose otras detenciones o la constancia de la participación de los detenidos en otros robos denunciados.

 

Los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia cuando finalicen las diligencias policiales que se tramitan.