Detenidos dos clientes alterados porque un piquete trataba de cerrar el bar en el que estaban

El hombre tiró con un teléfono móvil a un agente al que golpeó en la cara y necesitó asistencia facultativa.
 Un joven de 26 años y una joven de 22 años han sido detenidos esta madrugada en Salamanca, en torno a las 01.50 horas, después de que tratasen de agredir a agentes de la Policía Nacional, que habían acudido a un bar por una discusión iniciada a la llegada de un piquete que trataba de cerrar el negocio por la huelga general. Los detenidos son una pareja de clientes del local, situado en la Gran Vía 64, que agredieron a los agentes policiales. Incluso, el hombre tiró con un teléfono móvil a un funcionario al que golpeó en la cara, precisando asistencia facultativa.  La presencia policial se debió a la discusión que se había producido cuando los piquetes de organizaciones sindicales convocantes de la huelga informaban sobre la misma y pretendían el cierre del establecimiento.