Detenidos cuatro miembros de un clan familiar dedicado a la droga en Salamanca

La Policía se incautó de 14,4 gramos de cocaína, 346,6 gramos de hachís y 127,2 gramos de marihuana, además de 1.150 euros, macetas con plantas de cannabis sativa, una balanza de precisión, cuchillos y paletas con restos de sustancias, teléfonos móviles y documentos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos varones y dos mujeres, con edades comprendidas entre los 20 y 42 años, todos ellos integrantes de un clan familiar dedicado presuntamente al tráfico de sustancias estupefacientes, mediante la venta al menudeo de cocaína, hachís y marihuana, utilizando para tal fin el domicilio en el que residían, sito en el número 22 de la calle Badajoz.

 

Las detenciones se practicaron en el transcurso de un registro efectuado con mandamiento judicial donde se incautaron, además, distintas cantidades de sustancias estupefacientes: 14,4 gramos de cocaína, 346,6 gramos de hachís y 127,2 gramos de marihuana, además de 1.150 euros, macetas con plantas de cannabis sativa, una balanza de precisión, cuchillos y paletas con restos de sustancias, teléfonos móviles y documentos con contenido que prueban las presuntas actividades ilícitas.

 

El registro concluyó con una investigación iniciada el pasado mes de abril, en el transcurso de la cual se pudo constatar que a la vivienda acudían distintas personas para adquirir presuntamente distintos tipos de sustancias estupefacientes, efectuándose incautaciones de las mismas a personas que la abandonaban transcurridos breves momentos desde su llegada.

 

También se comprobó que el clan familiar que residía en la misma tenía adoptadas medidas de seguridad, entre las que se encontraba una cámara de videovigilancia orientada hacia la puerta y que resultó estar conectada con un televisor del salón.

 

También como consecuencia del mismo y observando la distribución de las sustancias y el dinero en distintas dependencias de la vivienda, los envases de cierre hermético incautados, la balanza y los cuchillos, navajas y otros instrumentos con restos de sustancia, así como documentos con anotaciones, se desprende que el domicilio era un “punto negro” de distribución de sustancias estupefacientes al menudeo y que a la actividad se dedicaban los cuatro miembros del clan familiar que han sido detenidos.

 

Las sustancias intervenidas se han remitido a la Sección de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno, para el análisis e informe a la autoridad judicial a cuya disposición han sido puestos los detenidos, todos ellos con antecedentes.