Detenidos 22 miembros de un grupo itinerante que robaba con fuerza en domicilios de seis provincias

Efectos intervenidos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 22 miembros de un grupo itinerante especializado en robos con fuerza en domicilios y establecimientos, autores, presuntamente, de tres realizados en viviendas y dos en oficinas de Santander.

Los arrestados, todos residentes en la Comunidad de Madrid, habían actuado, además de en Santander, en Pontevedra, Orense, Cuenca, Ciudad Real y en varias localidades madrileñas.

Para acceder a los inmuebles empleaban extractores de bombines, ganzúas o palanquetas, y usaban un soplete oxicorte para la apertura de cajas fuertes. A uno de los detenidos se le imputa además un delito contra la salud pública por el cultivo destinado a la venta de 54 plantas de marihuana instalado en su vivienda.

La investigación comenzó cuando los agentes detuvieron en Oviedo a cuatro miembros del grupo, todos ellos residentes en la Comunidad de Madrid, a los que se les intervino dinero en efectivo junto a numerosos útiles habitualmente empleados en la comisión de robos con fuerza.

Los arrestos se produjeron tras la comisión en Santander de tres robos en domicilios y dos más en oficinas de la capital cántabra, cuyo modus operandi coincidía con el empleado en otros hechos delictivos --hasta un total de 16- -en la Comunidad de Madrid, Ciudad Real, Cuenca, Pontevedra y Orense-. En todos los casos accedieron al interior fracturando el bombín de la puerta y, una vez dentro, utilizaron un soplete oxicorte para la apertura de las cajas fuertes.

CRUCE DE INVESTIGACIONES

Además de las cuatro detenciones realizadas en Oviedo, se detuvo a otros dos sujetos en la localidad madrileña de Getafe. En esta ocasión, a los arrestados se les intervinieron varias llaves modificadas para abrir cerraduras mediante el procedimiento del "bumping". Tras iniciar sendas investigaciones tras las detenciones realizadas en Oviedo y Getafe, se comprobó que ambas actuaciones estaban relacionadas y que los arrestados pertenecían a una misma organización criminal.

A partir de ese momento se continuaron las pesquisas durante varios meses, hasta que los agentes pudieron finalmente determinar que este grupo se componía de más de una veintena de personas y que estaban relacionados con la comisión de al menos 16 robos con fuerza.

Finalmente se desarrolló un operativo en el que se procedió al arresto de 22 personas y a la práctica de 11 registros en distintos lugares de la Comunidad de Madrid. La mitad de los detenidos y cinco de los registros se llevaron a cabo en la localidad de Getafe.

Durante los registros los agentes se han incautado de numerosos efectos que presumiblemente proceden de su actividad ilícita, por lo que no se descarta la imputación de más hechos delictivos. Entre los objetos aprehendidos figura un arma de fuego, una pistola detonadora y otra eléctrica, útiles para el robo --extractores de bombín, inhibidores de frecuencia y ganzúas, entre otras herramientas--, 4.000 euros en efectivo, teléfonos móviles, 4 ordenadores portátiles, 4 tabletas, 2 mecheros de oro, 8 relojes, cajas de ropa, 14 pares de gafas que procedían de un robo en una óptica y material procedente de un estanco.

CULTIVO DE MARIHUANA Y DENUNCIA FALSA

Avanzada la investigación los agentes pudieron constatar que, además de los robos con fuerza, alguno de los detenidos también se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes. Este hecho se confirmó tras recibirse la llamada de una vecina de la localidad madrileña de Parla alertando de un posible incendio en su edificio.

Los agentes que acudieron al lugar descubrieron que el humo procedía del interior de la vivienda de uno de los miembros del grupo investigado por los asaltos a viviendas. En ella se encontraron 54 plantas de marihuana, utensilios para su cultivo, 9 básculas de precisión, 500 gramos de hachís y 6 gramos de cocaína.

Otro de los componentes del grupo itinerante desmantelado también ha sido detenido por interponer una denuncia simulando que su coche, utilizado por otro miembro de la organización, había sido sustraído.

PLAN CONTRA LA DELINCUENCIA ITINERANTE

Esta operación se enmarca dentro del Plan Contra la Delincuencia Itinerante puesto en marcha por la Dirección General de la Policía el pasado mes de enero para luchar contra este tipo de grupos organizados.

El fin de este plan operativo es dar respuesta a uno de los objetivos prioritarios de la Unión Europea y facilitar cauces para la prevención e investigación de los delitos cometidos por grupos criminales itinerantes. Este plan implica, en distintas fases, a más de 3.500 agentes de las comisarías generales de Policía Judicial, Policía Científica, Seguridad Ciudadana y Extranjería y Fronteras, y de las 20 jefaturas superiores de Policía.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Robos y la Sección de GOAS de la UDEV Central, el Grupo II de UDEV Santander, GOIT y Servicios Aéreos (División Económica y Técnica), agentes de las Brigadas Locales de Policía Judicial de Getafe y Parla, y de la Unidad de Prevención y Reacción y Guías Caninos de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.