Detenido un varón al que se le encontraron tres perros en situación irregular y una plantación de marihuana

Guardia Civil

Agentes del Seprona de la Guardia Civil han detenido a un varón de 41 años en Burgos en el desarrollo de un operativo vinculado al control de animales domésticos ya que se le encontraron tres perros en situación irregular, además de una plantación de marihuana que cultivaba en un invernadero.

Fuentes de la Benemérita han explicado que la operación se llevó a cabo sobre las 9.45 horas de este miércoles en un barrio de la capital burgalesa. El ahora detenido tenía diez perros que fueron identificados por los agentes, lo que derivó en seis denuncias por presuntas infracciones a las leyes de Sanidad Animal y de Protección de Animales de Compañía de Castilla y león por la situación irregular de tres animales.

  

Asimismo, se incautaron dos perros de raza 'pit bull', que se considera potencialmente peligrosa; y dos cachorros mestizos, mezcla de mastín y pastor alemán, al carecer éstos de cualquier tipo de identificación.

  

Además, en el marco de la inspección se localizó un invernadero perfectamente acondicionado para el cultivo con 16 plantas de cannabis sativa; por lo que los agentes pusieron los hechos en conocimiento de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de esta Comandancia, y hasta allí se trasladaron miembros del EDOA --personal dedicado a la lucha contra el narcotráfico--.

  

Así, se procedió a la intervención de todos los elementos del invernadero y a la detención de su propietario, de 41 años e identificado como D.J.

  

Posteriormente, en un local anexo se detectaron otros 70 gramos de la misma sustancia, un elemento de pesaje de precisión y dos botes de plástico conteniendo 46 semillas de plantas.

  

También se incautó en el lugar de la inspección una carabina de aire comprimido y una bicicleta de procedencia desconocida, efectos que se entregaron a la Policía Local. Los perros adultos intervenidos fueron trasladados a la Perrera Municipal de Burgos, y los cachorros entregados en las instalaciones de la Protectora de Animales de Burgos.

  

Se instruyen diligencias por parte de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos, las cuales serán entregadas en el Juzgado de Guardia correspondiente.