Detenido un joven que viajaba con un kilo de hachís escondido en una mochila

N-630. El arrestado, de 26 años de edad y natural de La Coruña, fue localizado en un autobús de línea regular con diez pastillas y dos bellotas
E.G.

La Guardia Civil detuvo la madrugada de ayer a un joven de 26 años, que fue sorprendido en un autobús de línea regular con 1.007 gramos de hachís en una mochila, según informaron fuentes de la Benemérita.

En concreto, la detención se produjo en torno a la 1.15 horas de ayer, a la altura del kilómetro 345 de la Nacional 630, donde agentes del Servicio de Intervención Rápido (SIR), junto con un Guía y su perro detector realizaban un control contra el tráfico de estupefacientes. En el lugar, la Guardia Civil detuvo a un autobús de línea regular que hacía la ruta Algeciras–La Coruña para efectuar un control de seguridad a los ocupantes y una vez en el interior del vehículo, el perro detector de sustancias se dirigió hacia los últimos asientos del autobús, donde se encontraba el detenido. Entonces, los agentes bajaron al sospechoso y localizaron en una mochila escondida debajo del asiento una decena de pastillas y dos bellotas, todas ellas de la misma sustancia, hachís, que arrojaban un peso total de 1.007 gramos. Finalmente, los agentes procedieron a la detención del joven de 26 años, cuya identidad responde a las iniciales J. M. Q., natural de La Coruña, por un presunto delito contra la salud pública.

Sin embargo, ésta no es la primera vez que los agentes se incautan de sustancias durante un control en esta misma carretera. Así, el pasado jueves, día 22 de abril, la Guardia Civil detuvo a un conductor de 32 años de edad que llevaba escondido debajo del cinturón del pantalón 25 bellotas de hachís, que arrojaban un peso total de 250 gramos.