Detenido un joven en A Coruña por usar el sello de un médico salmantino para ejercer la mendicidad

El sello de la tarjeta, según apunta la Policía, correspondía a un médico colegiado en Salamanca y resultó estar falsificado.

Un varón rumano de 21 años ha sido detenido en A Coruña acusado de utilizar a una menor de edad para el ejercicio de la mendicidad, según informa la Policía Nacional.

  

La detención se produjo el fin de semana, después de que la sala del 091 fuera avisada a través de una llamada de que una chica extranjera estaba causando molestias en las instalaciones del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac).

  

Una dotación policial se desplazó hasta el lugar y comprobó que se trataba de una joven que "importunaba a pacientes y usuarios del centro sanitario entregándoles unas tarjetas para recogerlas poco después solicitando una aportación económica", señala la Policía.

  

Al ser identificada y comprobar que se trataba de una menor, rumana de 16 años y domiciliada en Lugo, se procedió a su traslado a comisaría "a efectos de protección y entrega a sus padres o tutores".

  

Le fueron intervenidos 30 euros en moneda y 19 tarjetas en las que figuraba la foto de un joven junto a un niño pequeño con el siguiente texto: "Soy un chico de 20 años. Les suplico que entendáis mi situación. Estoy enfermo de leucemia, mis padres han fallecido y no tengo con qué mantener a mi hermano y comprar mis medicinas. Ayudadme por favor con lo que podáis. Por favor devuelvan la tarjeta". El sello de la tarjeta, según apunta la Policía, correspondía a un médico colegiado en Salamanca y resultó estar falsificado.

 

PERSONACIÓN DEL JOVEN

  

Posteriormente, se personó en las dependencias policiales un joven de 21 años que dijo ser el novio de la menor y mostró un documento notarial rumano según el cual la madre de la chica le tenía cedida la patria potestad y le daba permiso para vivir con él y a su cargo.

  

Este manifestó que ambos residían en la ciudad de Lugo junto con los padres de él y que, unas horas antes, había dejado a su novia en el centro hospitalario para que ejerciera la mendicidad en ese lugar.

  

A resultas de estas declaraciones y una vez comprobado que se trataba del mismo individuo cuyas fotografías figuraban en las tarjetas incautadas, los agentes lo detuvieron, acusado de un delito de ejercicio de la mendicidad con la utilización de menores.