Detenido un conductor borracho en Salamanca por acuchillar a un ciclista una hora después de una discusión de tráfico

Foto: Archivo

El conductor del coche con el que había tenido el altercado anterior le estaba esperando en los soportales de la calle Villanueva de la Serena, donde le agredió por sorpresa.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 31 años en Salamanca por presuntamente clavar un cuchillo de cocina a un ciclista con el que había discutido una hora antes por un problema de tráfico cuando el autor de los hechos conducía bebido un coche.

  

Según fuentes de la Comisaría Provincial, la detención se produjo a las 03.00 horas de este lunes después de que le clavase un cuchillo a la víctima en la calle Villanueva de la Serena de Salamanca.

  

Tras la agresión, el herido, que presentaba una cuchillada en el abdomen, se desplazó hasta la gasolinera del barrio de Buenos Aires para pedir ayuda.

  

Entonces, después de la llamada de alerta desde la gasolinera, los agentes comprobaron que el herido era la misma persona que había sido identificada aproximadamente una hora antes en la Avenida de la Salle, donde, presuntamente por una discusión de tráfico, se produjo una pelea entre el acuchillado, que circulaba en bicicleta, y el conductor de un turismo.

  

Los funcionarios, dado que la herida podía revestir gravedad, pidieron una ambulancia para el traslado del lesionado a un centro hospitalario, donde quedó ingresado y horas después fue sometido a intervención quirúrgica.

 

LE ESPERABA EN LOS SOPORTALES

  

Al ser preguntado por la forma en que se produjo la agresión, manifestó a los agentes que el conductor del coche con el que había tenido el altercado anterior le estaba esperando en los soportales de la calle Villanueva de la Serena, donde le agredió por sorpresa.

  

A continuación, los agentes iniciaron las gestiones, que dieron como resultado la detención del hombre de 31 años, en cuya casa recuperaron dos cuchillos que entregó voluntariamente su pareja, uno de los cuales presuntamente fue el utilizado en la agresión.

  

Las mismas gestiones hacen presumir que el detenido fue dejado en su domicilio por quién se hizo cargo del vehículo que conducía, al dar positivo en la prueba de alcoholemia realizada por agentes de la Policía Local, que acudieron a petición de los funcionarios policiales que realizaron la identificación en la primera discusión.

  

Una vez en su domicilio cogió el cuchillo con el que presuntamente agredió a la víctima poco después.