Detenido tras forzar el cepillo de la capilla y los vestuarios del hospital de la Santísima Trinidad

Hospital privado de la Santísima Trinidad, en Salamanca

Al detenido le constan 46 antecedentes, ya que es un habitual de infracciones contra el patrimonio, específicamente de hurtos y robos con fuerza.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 46 años, como presunto autor de delitos de robo con fuerza y hurto, tras el requerimiento efectuado por algunos de los denunciantes, lo que permitió su localización y detención en la calle Domínguez Berrueta. En el momento de su detención se intervino en su poder un destornillador y una linterna de bolsillo, por tratarse de efectos que ha podido utilizar en la comisión de los hechos delictivos, comprobándose además que le constaban 46 antecedentes y tenía pendiente una orden de detención y personación por el Juzgado de Villafranca de los Barros (Badajoz), por delito de robo con fuerza.

 

Los agentes acudieron comisionados por la Sala del 091, tras recibirse llamada telefónica en la que personal del Hospital de la Santísima Trinidad comunicaba que habían sorprendido en el interior a un varón al que habían reconocido como autor de robos con fuerza y hurtos que habían denunciado en ocasiones anteriores, perpetrados en el interior del recinto, concretamente en la capilla del centro y en los vestuarios donde, tras forzar puertas, taquillas y lampadarios se había apoderado de dinero y distintos efectos, ocasionando además daños valorados en 2.900 euros.

 

Las gestiones practicadas permiten considerar al detenido, conceptuado como un habitual de infracciones contra el patrimonio, específicamente de hurtos y robos con fuerza, como el presunto autor de diversos hechos delictivos que han sido denunciados en el presente año, concretamente hurtos y robos con fuerza en Iglesias de la ciudad, en centros hospitalarios como el Hospital Clínico y la Santísima Trinidad y el Centro de Alzheimer, habiendo sido sorprendido en distintas ocasiones por los servicios de seguridad e identificado y denunciado por dotaciones policiales.

 

El “modus operandi” utilizado es el forzamiento de cepillos, lampadarios o máquinas para apoderarse del dinero existente, dejándolos aparentemente en estado normal, por lo que los hechos no son descubiertos hasta que alguna persona pretende utilizarlos.

 

Las investigaciones también permiten considerarle presunto autor del robo con fuerza perpetrado en varias máquinas de vending pertenecientes a una empresa, que tenía distribuidas en facultades del campus Miguel de Unamuno y en centros hospitalarios en esta ciudad. Por hechos similares fue detenido y puesto a disposición judicial el pasado mes de febrero en Valladolid, por el forzamiento de este tipo de máquinas en el Hospital Campo Grande de dicha ciudad.

 

El detenido, con las diligencias policiales tramitadas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.