Detenido por ser 'cazado' dos veces en una hora conduciendo a gran velocidad y sin puntos en el carné

En la segunda de las ocasiones, trató de huir de los agentes y protagonizó una huida a "gran velocidad" por las calles de la ciudad, un propósito que no pudo cumplir al ser detenido a las 04.45 horas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Salamanca a un joven de 20 años que fue sorprendido dos veces la pasada madrugada, en un espacio de apenas una hora, conduciendo un vehículo a "gran velocidad" y con el carné retirado por perder previamente todos los puntos.

  

Además, en la segunda de las ocasiones, trató de huir de los agentes y protagonizó una huida a "gran velocidad" por las calles de la ciudad, un propósito que no pudo cumplir al ser detenido a las 04.45 horas cuando trataba de meterse con el coche en un garaje de la avenida Valles Mineros de Salamanca.

  

Según han informado fuentes policiales, los agentes identificaron al conductor de un vehículo Opel Monterrey cuando patrullaban por la Avenida de los Cipreses, a las 03.45 horas.

  

Entonces, comprobaron  que tenía suspendido su carné por la Jefatura de Tráfico de Salamanca por pérdida de puntos, por lo que a través de la Policía Local le imputaron un delito contra la seguridad del tráfico. Y se marchó a pié del lugar tras dejar el vehículo estacionado.

  

Posteriormente, cuando los policías patrullaban por la calle Rafael Lapesa, a las 04.40 horas, observaron al mismo vehículo que iba "a gran velocidad" hacia la Glorieta de Castilla y León, por lo que con los dispositivos de emergencia le persiguieron hasta interceptarle con ayuda de otras dotaciones cuando intentaba meterse en un garaje. Allí vieron que el conductor era el mismo que había sido identificado anteriormente, por lo que fue detenido, con una decena de antecedentes.

  

En el registro del vehículo, que ha sido intervenido a disposición de la autoridad judicial, se encontraron guantes, un destornillador, unas tijeras y un cincel, útiles que son utilizados habitualmente para robos. Y también se ha intervenido un reloj, tipo "carillón", del que se investiga su procedencia.